sábado, 25 de octubre de 2008

un poema de Manuel Álvarez Ortega

Un día, el vértigo en tu boca se configura, un lívido temblor se asienta en tus rodillas, crece cierta tiniebla que nunca en tus ojos se disipará.

Con paso muy lento, antes de que la estrella empiece a declinar, la máscara se posesionará de tu rostro.

En los demás, tu nombre sólo será un lúcido presentimiento.




[de Génesis, 1967]

12 comentarios:

Stalker dijo...

Menudo descubrimiento nos traes, Raúl. A ver si el libro se puede conseguir, como todo sea así, es una mina de hallazgos.

abrazos

raúl quinto dijo...

stalker, puedes encontrar la poesía completa en Visor. Álvarez Ortega es un poeta de primer orden, quizás demasiado prolífico, pero con muchos/muchísimos poemas que te dejan KO.

Anónimo dijo...

precioso y certero verso.eres genial RAUL:ADOLFO

raúl quinto dijo...

adolfo, si acaso álvarez ortega...

ana dijo...

manuel álvarez ortega: oído cocina. lo buscaré. poema fantástico.

ana dijo...

por cierto, que estaba dándole vueltas al tal alvárez ortega porque me sonaba el nombre y ya he descubierto de qué me sonaba, y es que tengo en mi estantería una antología de poesía francesa contemporánea y otra de poesía simbolista francesa donde él es el antólogo.

raúl quinto dijo...

ana, también se lo ha currado como traductor, y se nota la marca del simbolismo y del surrealismo francés en lo que escribe.

Stalker dijo...

Buscaré el libro de Manuel Álvarez Ortega, a ver si hay suerte.

Por curiosidad, Raúl, ¿por qué tienes habilitada la moderación de comentarios?

Se me hace raro, la verdad. Perdona la curiosidad.

raúl quinto dijo...

Stalker, son dos tomazos, y no todos los poemarios están a la altura, aunque tiene, ya te dije, momentos espectaculares por los que este hombre debería ser más leído, citado, considerado...

lo de la moderación es por ahorrarme disgustos y ahorrárselos a terceros, por la experiencia de otros amigos escritores con la red sé que se cuelan trolls que te pueden liar un zapatiesto. la parte negativa es que ralentiza un poco el feedback, pero bueno.

¿saciada tu curiosidad?

Stalker dijo...

Saciada, Raúl, aunque se he hace extraño, no me gustaría que te molestara este comentario, pero es como si no te fiaras, como si desconfiaras a priori.

De entrada prefiero enfrentarme a un troll y tener que borrar un comentario lleno de insultos (cosa que nunca me ha pasado) que ejercer una suerte de censura preventiva, espero que perdonarás mi franqueza.

En la última entrada te he dejado un comentario muy duro. Es que aborrezco la última peli de Gillian, espero que no te lo tomes a mal.

Abrazos

raúl quinto dijo...

stalker, es la opción que he elegido. Y no creo que se trate de censura sino de asegurarme de que quien entra en mi casa viene con buenas intenciones. En otros lugares de la red se me ha insultado, incluso una vez se me deseó la muerte (flípalo), a amigos míos los han acusado de corruptos, los han denigrado por su físico, a mi pareja (ahora ex) la han bombardeado con mierda... no me apetece, stalker, no me apetece nada que alguien entre en mi blog y se encuentre un comentario ofensivo per se, no quiero líos.

Es curioso pero cuando uno asoma mínimamente la cabeza en este "mundillo" le salen enemigos como cuando sacas los donetes. Haya paz, al menos en mi casa.

Stalker dijo...

Joder, Raúl, flipo con lo que me cuentas. Ahora entiendo tu prevención, que se me hacía extraña sin conocer los antecedentes.

Haya paz, desde luego. Lo que me cuentas me deja perplejo, pero todo se puede esperar de la naturaleza humana.

Abrazos