miércoles, 29 de octubre de 2008

malditos

Hace poco escribí una entrada sobre los recitales de poesía y el buen o el mal hacer escénico de los poetas. Vamos a ahondar un poco más en la herida. Ayer comenzó en Almería el Festival de Música y Poesía, sí, en esta ciudad de vez en cuando también pasan cosas. Para abrir el asunto, con un lleno a reventar, estuvieron la poeta malagueña María Eloy García y Nacho Vegas, el cantante. la multitud fue a escuchar a Nacho, es lo que tiene el rock, pero la que se comió al público con patatas fue María, cosas de lo poético y de la fuerza animal de la oratoria y de la actitud. Repito, actitud, lo que se les pide a las bandas, con mayúsculas. María Eloy García desborda actitud, y eso es algo que salpica. Bien por ella.








El asunto que sentaba a tan dispares personajes era el manido, sobado, gastado, quemado mito del malditismo. Se suponía que los dos iban como representantes de lo maldito en sus respectivos ámbitos. María lo dejó bien claro cuando dijo que estaban ahí subvencionados, alojados en hoteles de la hostia, para hablar de su supuesto malditismo. En fin, que le quitó la máscara al asunto y dejó al rey del estereotipo tan desnudo como helado. Hablaron de poses, de lo alternativo, de la politoxicomanía... Nacho Vegas vino a decir que ser maldito parecía ser algo así como drogarse mucho y follar con travestis (la frase era mejor que esta transcripción chunga).Total, que ahí estuvieron, y que María Eloy García se echó un pulso con la poesía y la derrotó por KO, la gente, y eran cientos, salió hablando de ella.





Después nos fuimos de copas.

11 comentarios:

Stalker dijo...

Qué bueno, María Eloy, poeta prácticamente desconocida, se come al archi-famoso, inflado y pose-moderno Nacho Vegas. Bien por ella.

He tenido ocasión de ver a María recitar un par de veces y es extraordinaria. De hecho, Raúl, mi parecer es que las mujeres, leyendo, se comen a los hombres, usualmente más declamatorios y sosos, con la excepción de Juan Carlos Mestre, un todoterreno en estas lides.

Otras dos que leen muy bien son Miriam Reyes y María Salvador.

Pero por encima de todas y todos está Chantal Maillard. Eso es sobrenatural.

Santi Ausente dijo...

Esta tarde no me perderé a J. Nos vemos en la poesía.

raúl quinto dijo...

santi, nos veremos, llevaré un jersey a rayas.

stalker, María Eloy es mucha María Eloy. Coincido contigo en que las mujeres tiene un algo de desparpajo (y de voces bonitas muchas veces) que hace que sus recitales sean más efectivos. Mestre es de la estirpe de los trovadores. Y estoy totalmente de acuerdo en que María Salvador recita de puta madre, es pequeña pero matona, para mí todo un orgullo.

Hache dijo...

Joder, me lo estáis poniendo muy fácil para decidirme finalmente por irme a vivir a Almería (aunque sólo sea por temporadas más bien cortitas).

Raúl, un abrazo.

H.

Stalker dijo...

Tú lo llamas desparpajo, Raúl. Yo lo llamo intensidad.

Parece que tienes alguna relación personal con María Salvador. Que por cierto, es parca al máximo. No se ha dignado responder a los comentarios que algunos le hicimos en su blog. Los jóvenes de hoy están muy ocupados. No responder es la consigna: es más guay :)

raúl quinto dijo...

hache, no se vive mal aquí, tiene lo bueno de lo pequeño, y lo malo también, claro.un abrazo y pásate por aquí más.

stalker,maría fue mi pareja hasta hace unos meses, he visto crecer y madurar sus poemas y su forma de recitar. Y sí es verdad que está muy ocupada. no seas malo.

Dami� dijo...

os fuisteis de copas despues? ya te vale, no avisar.


¿dónde fue este evento?



PDT: hache no dudes en venir, tenemos un equipo de primera :)


Damián.

raúl quinto dijo...

damián, lo del recital fue en la biblioteca villaespesa y lo de las copas fue rn tugurios tipo vadha...

F.J.Sánchez Collantes dijo...

Estoy de acuerdito en todo. Un poco oscuro sí es ese Nacho. En la cena (parecía la última cena, dijo María Eloy-García, la penúltima dije yo) se le encendió el piloto de participar en la conversación (a Nacho Vegas, para apagarsele después) cuando salió el tema de Josele Santiago. La gente fue a ver a Nacho y descubrió a María. Yo fui a ver a María y descubrí a Nacho. No hay color, no descubrí mucho, la verdad. Sobre María, sobran las palabras. Por cierto, el texto que quería leer está integro en su blog: http://mariaeloy.blogspot.com/
Saludos.

Estupor dijo...

Me gusta mucho la poesía de María, su actitud arrogante.
*
Hace unos días leía con una amiga eso de la Cajera Muriel que espera entre lo dócil y el hastío y nos emocionamos.

raúl quinto dijo...

estupor, cuando la poesía de María crece y explota es cuando la declama ella misma, es alucinante.