miércoles, 10 de agosto de 2011

TIOVIVO (Mark Gertler)




Hola 1916. Hola 2011. Hola viento que despeina el cerebro por dentro, súbete al lomo de esta montura divertida. Hola pequeñez de lo grandioso. Buenas noches princesa de lo efímero, de los colores vivos. Viva el eje de este círculo que nos gira. Dije hola. El mundo está podrido. Yo saludo desde mi caballito a los malos momentos por venir, aquí estoy girando, no me podéis hacer daño porque esto es una vacuna contra el miedo y contra el mundo. Hola plástico de los muñecos que me cubre el rostro. En Somalia la gente muere de hambre, en Inglaterra los jóvenes besan a la destrucción en los labios, en España golpean a la gente que sólo quiere alzar la voz. Pero yo giro y sonrío, plástico hierático, saludando a todo el mundo. Hey. Hola. Aquí arriba no me toca la mano negra del mundo. Aquí arriba soy un idiota que gira. Ciego, sólo por hoy. Feliz, sólo por hoy. Antes de arrojarme de nuevo al barro. Pero no hoy. Hoy es 1916, en plena Gran Guerra, giramos por encima de las trincheras. Como muñecos estúpidos. Felices, sólo por hoy. Hola, qué tal. Súbete aquí arriba conmigo, que el suelo mancha.

9 comentarios:

EvaLí dijo...

Me encanta!
Yo también necesito darme unas cuantas vueltas pero no encuentro el tiovivo. Probaré a darlas sobre mí misma: a veces también funciona!

Anónimo dijo...

Bah, que da igual, aunque manche... Tírate tú al barro. Piensa en positivo.

raúl quinto dijo...

Eva,

ten cuidado no te marees :)


Anónimo,

la verdad es que no tengo más remedio que mancharme, va con el uniforme ;)

adolfo dijo...

hno esa es tu grandeza, seguir sonrisa en tiovivo luchando. hno gracias siempre

dijo...

HOLA!!!!

raúl quinto dijo...

¡hola!¡bienvenida!

Ana Robles dijo...

¡Hola!

Yo también me quiero subír en el tiovivo y ser una idiota que gira,aunque tomando conciencia de lo que hay debajo no se si podré sonreír.

Saludos!

raúl quinto dijo...

¡Hola, Ana!

aún me quedan fichas para dar un par de vueltas, luego ya habrá tiempo de mancharse de barro :)

concepto-aparte dijo...

He sentido una terrible y necesaria violencia al leer ese texto.