miércoles, 15 de julio de 2009

EL ALMA DEL LOTO (Frantisek Kupka)


Para nacer un poco otra vez. En el corazón de Europa. Bohemia. Me siento una de esas espirales de Kupka. Buscando al gólem del rabino Low para meterle un pergamino en la boca con mi plan definitivo. Busco a Gregorio Samsa entre piedras tan viejas como el cielo que las quiebra. Preparo mi propia revolución de terciopelo. Aquí la canícula que os abrasa allí me respeta. Soy un turista, mi cuerpo es un hotel. Espero devorarlo todo y contarlo por aquí. O no. Tenedme paciencia. Mientras tanto mirad como ese niño de luz, hijo de un oriente inventado, va abriendo los ojos para dejaros a todos ciegos.

13 comentarios:

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Tu revolución de terciopelo es como la oreja de mi negra. Un nenúfar negro y ciego.

undednec

MARIEL dijo...

Raúl, qué hermoso texto. Devoratelo todo, sin reservas. Contarlo o no es lo menos importante. Lo que cuenta es poblar el hotel de experiencias incandescentes como los ojos del niño de Kupka. Besos.

Bashevis dijo...

Genial Kupka. Buen viaje por Praga. Cuidado con el Buhonero de Meyrink. No seas un automata más por sus calles.Paciencia.


Emet

Stalker dijo...

Inquieta y seduce el cuadro en conjunción con tus palabras. Refrescante combinación para el verano... el niño del loto ¿será un salvador o un destructor? ¿Tal vez ambos, los clarines del fin de los tiempos, la resurrección de los muertos y la abolición del tiempo?

Salud

muchacha en la ventana dijo...

Preciosa obra.
un saludo

rubén m. dijo...

Así que estás por Bohemia! Espero que disfrutes tu viaje, te empapes de la ciudad y nos traigas algún que otro tesoro por aquí, de momento este precioso cuadro de Kupka, que no conocía, es un aperitivo exquisito.

Un abrazo

PD: blogger pide "methenos", sí, métenos en la mochila ;)

raúl quinto dijo...

esther,

tu críptico mensaje es casi como uno de estos carteles en checo que me lían el seso, pero más bonito sin duda.


Mariel,

en eso estamos, devorando hasta las c0nexiones a internet de algún vecino rubio y apilsenado. un beso.


Bashevis,

en una ciudad llena de millones de turistas es difícil no comportarse como un autómata, pero lo intentaré... hoy he tenido que huir de un gólem bastante antipático...¡y de una tuna!


Stalker,

el niño del loto puedes ser tú mismo, cuerpo occidental unido por un cordón a la boca del pecho de oriente. Ya está decidido, este cuadro es un presente para ti.


muchacha,

es precioso. sí, y la obra de Kupka y su evolución es un viaje alucinante desde la magia simbolista a la abstracción radical que seguro que a una estudiosa como tú también le subyuga, te caerá bien.


rubén,

ya tengo una lista de tesoros tras mi visita al museo de arte moderno de por aquí, son buenos estos checos, ya dejaré algunas señales a mi vuelta. Os llevo en la mochila, tranquilo.


un abrazo a todos.

Stalker dijo...

Caray, Raúl, gracias, y buen viaje...

ana dijo...

no hace falta que cuentes, lo veremos, se te habrá quedado ya dentro, sin necesidad de decirlo.

un abrazo.

raúl quinto dijo...

ana,

no lo contare, supongo, pero por aqui se iran viendo los ecos de mis descubrimientos, hay mucha tela que cortar.

un abrazo

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Raúl:

Hermoso texto.

Bon voyage !

Martha

Citopensis dijo...

Si Kafka es metamorfosis.

Paseo mental.

Y tal.


Nos leemos.

raúl quinto dijo...

bueno, ya he vuelto. se ha hecho corto pero ha sido muy provechoso... mañana ya habrá una nueva entrada.

un beso a todos