miércoles, 8 de julio de 2009

CASCALES (Raúl Quinto) y el final de esa noche (4) seguido de un apunte sobre la fiesta fin de temporada de los banderines poéticos del Zaguán

Última entrada sobre el homenaje a Amanece que no es poco. La dinámica de la errata y el descontrol continuó durante toda la noche. Llegó mi turno y subí al escenario. Ese escenario tiene la particularidad de una luz que te deja ciego cuando estás arriba y unas escaleras endemoniadas que te pueden dejar cojo cuando vas bajando. Una vez allí expliqué mi devoción por la película incluyendo una anécdota familiar basada en una de las grandes frases pronunciadas por el borracho que se desdobla. No encuentro el vídeo pero el asunto tiene connotaciones fálicas. Os hacéis una idea. Después del chascarrillo expuse mi elección: en una hsitoria con personajes tan delirantes y maravillosos no tuve más remedio que decidirme por aquel que no tiene papel. Enrique San Francisco interpreta un personaje sin personaje que interpela a los otros protagonistas para solicitarles un cambio de papel. Nadie acepta, salvo el suicida frustrado, a Cascales no le será tan arduo quitarse del medio. El caso es que me pareció que había materia prima de sobra en la idea de ese ente vacío que no tiene rol ni contenido más allá de su necesidad de convertirse en algo. Pues eso. Os pongo un vídeo más de la película y a continuación el poema.




CASCALES



Esto que veis es nadie.

Yo no soy, pues el yo
es una sílaba que estalla
de tanto que contiene. Yo es fiebre,
memoria, universo, un armario
abierto al mundo con el mundo dentro,
en fin, lo que es la vida.
Lo que es el ser
y no sólo el estar.

Pero estoy.

Y si tengo que ser seré deseo,
deseo de ser tú,
de ser alguien,
con su sílaba exacta, y ya no
una cáscara, una sombra blanca,
un esbozo de hombre,
un vacío con hambre,

este que ves y es nadie.


-----------------------------------------------------------------------

Después la actriz dijo que íbamos a ver el final de la película, cuando todo el pueblo va a ver amanecer y ni eso ocurre como es normal. Tampoco, ya lo habéis adivinado, la proyección de ese corte ocurrió como debía. Empezó más o menos bien pero al minuto y poco un sonido ensordecedor ocupó el local desplazando el humo y retando a los cristales a seguir enteros. Ruido que iba subiendo y la imagen que desparece de la pantalla. Otro fiasco. El último. Como colofón. La gente aplaudía a rabiar. Había terminado la velada.
.
.
.
PD. La noche del 7 de julio, festividad de San Fermín, Antonio García Fernández, aka Curri, decide que se debe cerrar la temporada 2008-2009 de los banderines poéticos del Zaguán con una verbena popular. La cantante Sheila Solís ilumina la noche con sus coplas y remedos de Camilo Sesto y Sinatra. Inmensa voz y simpatía a raudales. Los poetas y afines subimos al escenario suicida a recitar y declamar canciones típicas de verbena, así a bote pronto recuerdo una de Camela, Paloma San Basilio, Karina o Los Chunguitos. Yo subí y recité con toda mi pasión La Bomba de King África. Hay un vídeo grabado. Mi poca reputación como escritor serio es ya pasto de youtube.

10 comentarios:

Stalker dijo...

Espera, espera un momento... ¿dónde está ese vídeo?

Raúl Quinto cantando La Bomba no me lo puedo perder: es la gran noticia del verano.

¡Voto a bríos!

raúl quinto dijo...

recitando, no cantando. hay que ver que con todo lo que decía el post sólo te has quedado con ese detalle... dice mucho de ti eso :P

no voy a ser yo quien te lleve al vídeo, bastante tuve con meterme en la piel interminable de King África.

Morgana dijo...

Stalker, Raúl como poeta es la bomba. Pero recitando a King África es que no tiene precio (elige dos sustantivos y ¡a combinar!)
Raúl, no te resistas, ya estás perdido. Anoche entre el público había tres señoras de Santander que se fueron encantadas con tu actuación. Ahora empezarán a extender tu fama también por el norte, y tendrás que dejarlo todo y dedicarte únicamente a recitar al gran Rey África, de verbena en verbena. Ah!

raúl quinto dijo...

ay,morgana, es lo que me temía, toda la vida escribiendo, quemándome las pestañas y el cerebro para parir libros decentes y en unos minutos y ya para siempre me convierto en "el tío que recitó la bomba"... habrá que asumirlo e ir comprando la túnica del susodicho rey...

un beso

luna dijo...

el video hay que pedirselo al curriiii

raúl quinto dijo...

ay.el curri nos va a llevar a la ruina a todos...

Pucelle aux Petites Manches dijo...

¿Y Paquito el Chocolatero? No hay fiestuqui ni verbena española que se precie sin él.
Además, recitarlo hubiera casado bien con las alusiones que hace la peli a la época de aquel otro Paquito, o Paquísimo, como se dice por ahí:
http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Francisco_Franco

raúl quinto dijo...

martha,

la auténtica y verbenerísma paquito el chocolatero no tiene más letra que ese EH EH de los paisanos agarrados, eso sí, el inefable King África (again) nos premió con una mortal versión... sea como sea la fiesta tuvo que acabar con ese himno, estoy de acuerdo.

Susana dijo...

Yo iba a decirte que el poema me ha encantado, pero visto lo visto, confieso que no me he podido resistir...

http://www.youtube.com/watch?v=1ENysggs9V0

(entre Maiakovski y Beckett, tronchante!)

raúl quinto dijo...

con vosotros es imposible guardar un secreto, susana.

gracias por lo del poema, Maiakovski y Beckett, a su manera, también te dan sus gracias.