viernes, 11 de septiembre de 2009

GALA DE LAS ESFERAS (Salvador Dalí)


La esfera representa la perfección del universo. Eso es algo conocido desde las teorías de Parménides de Elea. Los planetas también, los astros, las circunvoluciones del cielo y las estrellas. Geométricas semillas arrastradas a lo largo de los siglos. Significando. Igual que el rostro de la mujer. La mujer madre-amante-diosa. Descompuesta en pequeños universos. Así dentro. La mujer es la música que hacen las esferas al girar. La música que pone en pie los pilares del cielo. Así, dentro. Deseo besar cada curva y que cada curva resbale por mi piel como una lluvia distinta. Eterna. Perfecta. Mujer diosa-madre-amante. Deja que estalle contigo en esta distensión de átomos. Que viaje contigo al lugar donde las esferas no rotan. Déjame estar, junto a ti, en este diminuto instante interminable.

18 comentarios:

rubén m. dijo...

Neoplatónicos estamos, eh?

No me extraña que desde el Guadalinex-de-los cojones no me dejen entrar en tu blog, algún elemento subversivo e incompatible con la pedagogía habrán encontrado...

abrazos

PS: blogger pide "anoroty", lo que evoca también a la "Virgen sodomizada por su propia castidad", ¿no?

raúl quinto dijo...

el guadalinex es un arma intrusa destinada a adocenar aún más el cerebro de los funcionarios andaluces... mi blog es subversivo lógicamente (lleva los versos abajo)....


escribo esto desde Girona, donde me he venido a pasar la Diada. Mañana revisitaré el museo Dalí, de ahí lo del cuadro, que por cierto es quizás de mis favoritos del pintor del bigote retorcío...


un abrazo.

Lacris dijo...

...es posible que hace unos días estuviera pensando en este cuadro? cómo lo has adivinado?...puedo suscribir contigo que es uno de mis cuadros preferidos de Dalí..... y de pronto aparece en mi memoria el recuerdo de una tarde abulense (fría, como no podía ser de otra manera) en el parque del recreo, en la que nos dedicamos a descifrar el torero alucinógeno...Dalí nos persigue! (afortunadamente)

Susana dijo...

Bigote retorcido, espíritu e ideología retorcidas. Pincel diestro. Amores retorcidos. ¿Es el de Gala un amor perfecto por casto? ¿El de sus putas es imperfecto por carnal? Un cabrón genial, desde luego. Espero de él que algún día hubiera deseado estallar con ella en esa distensión de átomos. Pero me temo que... lo perfecto eran sus esferas. "Silencio": la música que hacen las esferas al girar, para Pitágoras. Querría callar el retorcido a todas las mujeres? Callemos de él cuanto no sea su pintura o habremos de enfrentarnos al demonio de los retorcimientos...

Espero que disfrutes de la diada... Un abrazo.

Juan Manuel Macías dijo...

Vaya, pues yo uso ubuntu y nunca tengo problemas para entrar. Linux es la libertad y no hay nada que no se pueda arreglar abriendo una línea de comandos, siempre y cuando uno sea root, claro. Más adocenados están los cerebros de los pobres usuarios de MS, obligados a usar falsos estándares impuestos, acribillados de viruses, puertas secretas y cuelgues permanentes, y acostumbrados a piratear programas privativos y escribir códigos de registro. Eso es un sinvivir. Y no hablemos del irritante internet explorer que no respeta los estándares ni harto de vino. Frito me tiene... Es que habéis tocado la fibra sensible de este humilde fanático linuxero, feliz de haber olvidado hace mil años en ctrl + alt + supr ;-)

Bueno, y ahora hablando en serio, a lo que venía. Hermoso texto, magnífico poema en prosa. Me ha gustado mucho.
Abrazos.

ana dijo...

Las mujeres han sido anuladas para la vida de dos formas diferentes. La primera ha sido considerándolas seres inferiores, al ser inferiores no tienen derecho a tomar parte en las decisiones importantes, en los actos importantes, en la vida. La segunda es considerándolas seres superiores, si son superiores también están incapacitadas, pues son tan maravillosas y perfectas que cómo van a formar parte de la sucia vida, lo único que pueden hacer es quedarse en el plano espiritual y perfecto de la maternidad y el petrarquismo.

Es que no me gusta el neoplatonismo, ni el amor cortés, ni la Divina Comedia, ni la señora esposa de Dalí, Gala.

Un abrazo.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Un vientre esperanzadoramente esférico.

raúl quinto dijo...

Lacris,

bienvenida a este hondo agujero, recuerdo esos momentos dalinianos.. por cierto, esta mañana he re-visto al torero, grande y tridimensional. Aquí hace menos frío que en Ávila.


Susana,

Dalí era en el fondo un pobre diablo, retorcido, pues sí, ¿su amor por Gala algo perfecto? eso no me lo creo yo tampoco, pero lo que sí está claro es que sin ella el pintor no era ni una décima de ser humano... ella sí era su amante-madre-diosa, él un maravilloso artífice pero un pobre pobre diablo, en el mundo donde los demás respiramos él se asfixiaba... la diada bien, mucho colorido y conciertillos.



Juan Manuel,

el problema que yo he tenido cuando he usado el Guadalinex era que determinadas webs y determinados programas no se podían pillar desde ahí, claro que la culpa será del monopolio microsoft, pero aún no me he cruzado por la calle con Bill Gates para cruzarle la cara... si Linux no nos deja leer nuestros blogs Linux debe cambiar. Pero, qué coño. ¡viva el software libre! ¡visca el software lliure!


Ana,

tienes más razón que una santa (ups las santas también son modelos de perfección sumisa de la mujer al falocentrismo...), bueno, tienes más razón que un algo con mucha razón. Y que no pasa nada, olvídate de la mujer Gala y de la perfecta beatriz de Dante, déjate llevar por la redondez de las esferas pintadas... no me negarás que el cuadro tiene su punto. Por cierto yo tampoco comulgo con el neoplatonismo pero la Divina Comedia me parece una verdadera pasada...




Esther,

vientres esféricos... ¿preñez? ¿cerveza? lo importante es la esperanza.




abrazos a todos.

rubén m. dijo...

Buff, la señorita Ana ha dado quizá en el clavo, que se ha hundido en ese desconocido rincón de mi córtex que me hace rechazar un poco el cuadro, a Gala y a casi todo Dalí, por muy redondas y trasparentes que haga sus esferas y sus nalgas.

Lo único en que no coincido con ella es en lo del amor cortés; al margen de la plasmación literaria, que puede ser mejor o peor, tiene su atractivo. Deleuze y Guattari exponen en "Mil mesetas" que el amor cortés es una variante del masoquismo, y como éste no busca el placer a través del sufrimiento, sino desligar el deseo del placer. Experimentar el deseo no como una teleología dirigida a un placer último (a "gosssall", que diría un cantante de reggaetón), sino por la propia experiencia del deseo. Por ejemplo toda esa mitología medieval de los pre-amantes que se acuestan desnudos con una espada entre los dos: desde este punto de vista es una forma de gozar la pura inminencia interrumpida del placer, el deseo como fin en sí mismo, desligado de futuro y de realización.

Y eso tiene su puntillo.

abrazos

Juan Manuel Macías dijo...

Bien, acabo de descargarme un cd de guadalinex. Te estoy escribiendo este comentario desde guadalinex. Sin tocar nada. Todo "out of the box". ¿Cuál es el problema? :-)

Me temo que si no deja entrar a determinadas webs la culpa será de la configuración de red, de la configuración del navegador o una cuestión de root.

ana dijo...

Rubén,

“el que quiere comer el ave, quita primero las plumas”…

Al margen del ave y las plumas, entiendo lo que comentas sobre el deseo como fin en sí mismo, y es cierto que tiene su puntillo –al menos en abstracto, porque en concreto no sé yo hasta cuándo sabría paladear el deseo como deseo, y no me extrañaría lo más mínimo que en mitad de la noche me despertara, cogiera la espada protectora de la castidad y la lanzara sin miramientos por el suelo de la habitación-. Lo que yo criticaría al amor cortés es la idealización a la mujer, el falso vasallaje que se le rinde a la mujer y toda la retórica de la pureza y la honra.

Volviendo a la imagen de la entrada, quizá es porque acabo de leer a Helene Cixous y estoy un poco susceptible, pero lo cierto es que el cuadro de Dalí por si mismo tampoco me convence. Incluso sin Cixous susurrándome al oído, lo cierto es que siempre he tenido un problema con la pintura de Dalí. Para mí, el aspecto formal de Dalí nunca ha resultado muy interesante, de hecho a veces todo lo contrario a interesante, lo que pasa es que muchos cuadros suyos me han interesado por la idea que se sugería en ellos, pero claro, si la idea tampoco me resultaba llamativa entonces al final me quedo sin nada.

rubén m. dijo...

Ana, qué grande la Celestina, esa mujer sí que sabía de la vida... siempre recuerdo de ese libro cuando insta a Pármeno a contar sus batallitas sexuales a sus amigos diciendole que "el placer no comunicado no es placer"; uno de los mejores profesores que he tenido decía que cuando leemos a Celestina ella nos lee a nosotros, nos devuelve la mirada.

Coincido mucho con tu percepción de Dalí y de la retórica de la pureza. Y sí, aunque en el amor cortés me gusta percibir el masoquismo más que el platonismo, probablemente yo también cogería la espada de los amantes medievales y la tiraría al suelo, o incluso la usaría de juguete sexual (con cuidadillo, eso sí)...

raúl quinto dijo...

juan manuel,

yo la verdad es que no suelo utilzar el guadalinex desde hace tiempo, así que no te puedo decir nada al respecto, espero que rubén haya leído esto y tome nota de la eficiencia de que muchos linuxeros también trabajan para la cultura...


gracias por tus apuntes que apuntan que eres todo un experto.

un abrazo!

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Touchée.
Esta pintura ocupa, desde hace mucho, un lugar de honor en mi casa.
Respecto al texto... disfruté mucho la lectura.
¡¡Saludos!!

raúl quinto dijo...

martha,

veo entonces que esto cada vez se parece más a tu hogar, ¡encantado!

rubén m. dijo...

Juan Manuel, el problema no debe de ser del propio Guadalinex sino de la "censura" de la red de institutos, supongo que Raúl habrá metido alguna palabra malsonante o imagen subidita de tono. Desde aquí mis respetos al software independiente y libre, nada más lejos de mi voluntad que hacerle propaganda al señor Gates...

Portinari dijo...

Interesante las perspectivas que huelo por aquí de la espada que rinde pleitesías a las Galas y Beatrices del amor cortéso dantizado.
Por otra parte, supongo, que el jugo que tienen las ideas en sí es que yo puedo mirar ese cudro y crear un universo en cada esfera perfecta, tan perfecta como Gala y Beatrice en sus ventanas y paraísos.
Sacadas de ese contexto la esfera no es perfecta, y las "donne angelicate" huelen a incienso quemado en la pira de la bruja.

En fin, que me quedo con "Galatrice" y una sola idea para disfrutar de este cuadro tan hermosos.

raúl quinto dijo...

portinari,

la operación que acabas de realizar para asimilar el cuadro es admirable, y es en parte lo que se debe hacer para disfrutar del buen arte. Has desideologizado la obra y la has llevado al centro de tu subjetividad, llegado a ese punto poco importan las veleidades de Dalí, su connservadurismo y la pertinencia o no de la perfección femenina. Con todo no me negarás que han sido muy interesantes las aportaciones de nuestros amigos.

un saludo.