domingo, 14 de diciembre de 2008

OJO DEL TIEMPO (Paul Celan)

Este es el ojo del tiempo:
mira torvo
bajo la ceja de siete colores.
Su párpado lo lavan los fuegos,
su lágrima es vapor.

La estrella ciega vuela hacia él
y se funde en la más cálida pestaña:
el calor llega al mundo,
y los muertos
brotan y florecen.




[de De umbral en umbral, 1955]

7 comentarios:

Stalker dijo...

Excelente, Celan... Yo lo prefiero en una fase posterior de su obra, cuando rompe la sintaxis, retuerce el sentido, roza el Wortspilerei... y nos sumerge en la extrañeza más radical.

Un poeta inagotable y que siempre sorprende.

Salud

Álvaro Blanes dijo...

Muy bueno. Alemán, ¿verdad?

Lucita dijo...

me alegro que la servilleta este a buen recaudo, por cierto, pedidos estan los libros y en cuanto los tenga a primerisima fila iran, delante de machado, baudelaire o paul celan..jejeje
por cierto, buena eleccion, yo me quedo con este otro:

ALABANZA DE LA LEJANIA
En el venero de tus ojos
viven las redes de los pescadores de la mar errabunda.
En el venero de tus ojos
el mar mantiene su promesa.
En ella arrojo yo,
un corazón que entre los hombres ha morado,
lejos de mí mis vestiduras y el resplandor de un juramento.
Más oscuro en lo oscuro, más desnudo estoy.
Tan sólo al desertar soy fiel.
Yo soy tú cuando soy yo.
En el venero de tus ojos
derivo y sueño un rapto.
En una red, una red queda apresada
y nos abandonamos enlazados.
En el venero de tus ojos
estrangula su cuerda un ahorcado.

besos mediosevillanos jeje
cuidate y enviame el mail....

raúl quinto dijo...

stalker, Celan es inagotable, esa última etapa tiene el problema de lo intraducible, pero aún así es magnífico aunque cojo en castellano, Algún día pondremos poemas de esos tiempos, por supuesto.

Álvaro, Celan escribía en alemán pero no lo era propiamente.

Lucita, a sus órdenes. Y gracias por tu labor guerrillera y por este pedazo de poema que acabas de regalarme. ¡Viva Celan!

ana dijo...

a mí celan me da mucho respeto y casi miedo, y aún no me he atrevido a empezar a leerlo por temor a no estar todavía a la altura (es que a veces me siento tan chiquitita...). pero pronto caerá, seguramente para este próximo verano.

raúl, acabo de descubrir (ahora mismo, hace unos minutos) a un pintor magnífico, se llama jean-paul riopelle (es que mientras escribía este comentario estaba viendo imágenes suyas de google y me parece tan bueno, me ha dejado maravillada con sus pinturas abstractas hechas a base de pequeños rectángulos).

un beso.

Estupor dijo...

Me encanta Celan. Creo que estos versos acompañarían muy bien a un cuadro de Paul Klee.

raúl quinto dijo...

ana, celan no muerde, prueba para empezar con su Amapola y Memoria, que es, dentro de lo que cabe y de lo absurdo de ese adjetivo, más asequible. No te arrepentirás. Y ese Riopelle es fantástico, tiene una potencia tremenda, aunque lo suyo sería tener esos cuadros delante para apreciar el volumen, y si nos dejaran incluso tocarlo...

Estupor, qué buena combinación: un poco de Celan por aquí otro poco de Klee por allá.