jueves, 17 de septiembre de 2009

efecto dominó (3)

palabras clave: dios. héroe. diminuto. neutralidad abisal del fondo. línea de fuga. libertad. mármol. abstracción. mito. canción de cuna. silencio. carne inerte sobre la geometría. instante. desierto. empequeñecimiento




Pietá (1603) Annibale Carracci



La muerte de Marat (1793) Jacques Louis David






Gato muerto (1819) Thedore Gericault


10 comentarios:

Ramiro Rosón dijo...

La “Piedad” de Carracci es maravillosa. Como buen clasicista, Carracci alivia la tensión de la escena con la belleza de los cuerpos de Jesús y María, de forma que el cuadro no transmite un dolor desgarrado, sino sereno. De “La muerte de Marat” he leído que es una Piedad laica. No en vano, Marat fue considerado como un mártir de la Revolución francesa; se llegó a compararlo con Jesús e incluso se colocaron bustos suyos en las iglesias. El “Gato muerto” de Géricault, en su austeridad, es conmovedor.

Los tres cuadros tienen en común la piedad, esa mezcla de perplejidad ante la muerte y compasión que desprenden.

Saludos.

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Géricault... Ahí me has ganado.
Estupendo efecto dominó.
¡Que pases buen día!

raúl quinto dijo...

Ramiro,

la Pietá es como una geometrización de la muerte, siempre he pensado eso, el cuadro me fascina desde que lo descubrí en Austria, las masas de color le dan una pesadez muy acorde con el tema y muy monumental, como una escultura de mármol helado. La relación religiosa que le ves a Marat es exactamante la misma que me ha llevado (entre otras cosas) a poner este cuadro en el efecto dominó. El dios, el héroe, el gato. Avanza el tiempo y la muerte es cada vez más pequeña,pero siempre muerte. El gato desnuda de retórica a la parca.

Me ha encantado leer tu acercamiento, hay en ti un amante del arte y se nota. Saludos.






Martha,

Gericault es uno de mis puntos débiles también, y por cosas como ese gato. Su genialidad reside en romper los pedestales: donde David coloca a Marat y otros a santos y dioses él ubica a un gato, donde los demás retratan nobles y vips él hace lo propio con locos y delincuentes. Grande Theodore.

rubén m. dijo...

Otra magnífica sucesión de piezas. Las versiones de la Piedad son -imagino- infinitas, se me ocurren ahora mismo dos ejemplos cinematográficos, el final de "Inseparables" y una escena de "Gritos y susurros".

No conocía el gato muerto de Gericault, es acojonante, casi se puede oler.

un abrazo

raúl quinto dijo...

rubén,

lo que hace a esta Pietá tan sugerente, además de emparentarlo a los otros dos cuadros (amén d composiciones y línes de fuerza comunes) es la rotundidad del lado izquierdo de la imagen: ese muro plano, neutro, que separa al grupo mortuorio de la corona de espinas. Eso es abrumador, el vacío rclama su nombre. Y la muerte nos llama deletreando el nuestro. Yo lo flpo con este Carracci.

Genial tb esa última escena de Inseparables, joder, qué pedazo de película.

Y la verdad es que sí,que el gato casi parece maullarnos desde la muerte.

un abrazo.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Lo primero que se me viene a la cabeza es ese "juego" que Vicente Luis Mora ideó un buen día y en el que, consciente o inconscientemente, nos vemos todos implicados. Hablo de Pasadizos. La elección de esos tres cuadros me han parecido absolutos pasadizos y muy genialmente elegidos, un tremendo efecto dominó. Me gustan las palabras clave. Canción de cuna.

raúl quinto dijo...

esther,

pasadizos o agujeros de gusano (hablando a niveles astronómicos), hay túneles invisibles que comunican un espacio y otro, un momento y este.

saludos.

adolfo dijo...

ves hermano hete aqui la prueba. son unas pinturas acojonantes! preciosa la pieta y los otros es la metafora de lo efimero pero bello!besos miles! adolfo

Stalker dijo...

El poema se gesta en uno y es imposible traducirlo a palabras: vibra entre las palabras escogidas y las imágenes, un invisible tejido de resonancia interior...

El último cuadro me deja hecho polvo...

abrazos

raúl quinto dijo...

adolfo y stalker,

stalker y adolfo.


este agujero os echaba de menos.

abrazos.