domingo, 19 de abril de 2009

un poema de Olvido García Valdés

no te engañen los líquidos
colores del invierno, el azogue
de charcas, delicadeza
sin hueso no te engañe, hermosura
es violencia o al menos debe
contar con la violencia, con los verdes
que cortan, con el negro
que resuelve o reduce, de nieve
el halo de la noche




[de Del ojo al hueso, 2001]

42 comentarios:

ana dijo...

"(...) hermosura
es violencia o al menos debe
contar con la violencia".

exacto. aunque no sólo con la violencia. también con lo complejo, lo contradictorio y con lo ínfimo.

Andrew dijo...

hermosura es violencia... quizás por eso Miguel Ángel trabajaba con violentos golpes sobre el mármol...

Gerez dijo...

el halo de la noche, nos acoge y nos envuelve en su más profunda soledad.

muy bello el poema

raúl quinto dijo...

ana, la belleza puede estar en cualquier parte, pero la que más me interesa a mí es la que contiene violencia. pero también eso que dices.

raúl quinto dijo...

andrew, lo que salía del mármol golpeado también era otra forma de violencia, la terribilitá no es otra cosa.

raúl quinto dijo...

gerez, sí que es bello el poema, y violento ;)

Stalker dijo...

Uno de mis libros favoritos de la poesía española contemporánea.

Lástima que las nuevas generaciones, más interesadas en otras cosas, no lean mucho a esta poeta y se pierdan todo lo que tiene que enseñar.

María S. dijo...

En qué estaremos interesadas las nuevas generaciones, me pregunto. Aunque quizás yo ya sea vieja para ser nueva generación. Olvido, tremenda, como siempre.

Raúl, ¿has escuchao a Matt Elliott? Acabo de llegar de un concierto suyo y todavía me tiembla todo el cuerpo.

raúl quinto dijo...

maría, en las nuevas generaciones, como en botica, hay de todo y dentro de eso tantos matices como personas. conozco muchos "jóvenes" que leen y valoran a Olvido.

¿Matt Elliott? es la primera noticia que tengo de él. le echaré una oreja

rubén martín dijo...

Uno de los mejores poemas de ese libro. Suscribo completamente su pensamiento y añadiría un arañazo de Bretón:

"la belleza será convulsiva o no será"

PD: La "enciclopedia musical", como generosamente la llamó María, tampoco conoce a Matt Eliott. Espero que en mi nuevo juguete Spotify haya algo suyo...

Stalker dijo...

Seré claro: yo conozco a menos jóvenes que la valoran, Raúl:

sólo hace falta darse una vuelta por las afinidades electivas y ver lo poco que se menciona a una poeta fundamental como Olvido. De hecho, ni María ni tú la mencionáis, mira por dónde.

Compáralo con las menciones que recibe Elena Medel o Andrés Neuman y parliamo, bambino.

Las nuevas generaciones parecen interesadas en otras cosas: en hacerse la foto rápido, por ejemplo. Y para eso no interesa una poeta lenta como Olvido, que se ha labrado su reputación y ha sido conocida por el "gran público" pasados los cincuenta años.

Aquí lo que interesa es triunfar pronto y estar en el candelero para que hablen de uno. Sé que hay gente que no es así pero es algo generalizado y tú lo sabes (lo sabéis).

Me da un poco de vergüenza ajena porque para todo aprendiz de poeta Olvido debería ser una referencia ineludible. Pero la ignorancia y la estupidez campan a sus anchas.

Salud

raúl quinto dijo...

rubén, esa frase de Breton me la apunto para tu esquela.. o para la mía.

raúl quinto dijo...

stalker querido, tienes una extraña fijación con las afinidades electivas como si eso fuera la biblia de no sé qué. En ese blog los criterios que cada uno usa para citar autores son tantos como poetas. Pero la mayoría lo hacemos por los que se tiene amistad (la amistad es un grado superlativo de afinidad), eso no quiere decir que no se haya leído o no se valore nada más que lo que aparece en una triste lista.

Y en mi caso, con respecto a Olvido, la cosa está muy clara, me gusta como escribe, mucho, pero no considero que me haya influido demasiado y además no la conozco personalmente. Así que no hay afinidad aunque sí haya admiración.

En esta página han entrado como mínimo dos poetas jóvenes (rubén y maría), y ambos son buenos lectores de Olvido. Ten en cuenta que desde que le dieron el premio nacional no es precisamente una outsider y cada vez más gente la lee.

Lo del temita de la foto y el medrar sin fin, será, pero no es ese el caso que ahora nos atañe y no sé que tiene que ver eso con leer o no a Olvido, cuando Olvido, de hecho, también podría repartir prebendas y ser rentable una foto con ella.

Sigamos hablando de literatura.

Stalker dijo...

Querido Raúl:

no es que le tenga manía a las afinidades. Pero como comprenderás, una página donde los poetas citan a sus amigos y colegas no es un espectáculo edificante. Máxime cuando hay tantos y tantos poetas malos que no tienen ningún sonrojo en exhibir sus purulencias y trepar un poco a lomos de los vagones de vanguardia.

Además, ya sabemos que muchos citan a Elena Medel o Carlos Pardo para conseguir ir a Cosmopoética u otros certámenes, o para tener reseña en algunos medios. Que no me chupo el dedo, hombre.

En definitiva: un retrato robot de las futuras mafias poéticas del país, ni más ni menos. No teníamos bastante con las del presente y las próximas generaciones van a repetir, o "mejorar", las prácticas tribales y el reparto de los despojos.

Para aplaudir eso no contéis conmigo.

Dicho lo cual, sí, mejor será volver a hablar de literatura.

raúl quinto dijo...

bueno, la lectura que tenía Olvido en Almería se ha anulado hasta nuevo aviso... el caos aeroportuario español se conjura contra la buena poesía.

Andrew dijo...

Se quedó la poesía a medio facturar... Dónde fue el caos¿? Yo pasé por la sede y me quedé medio facturado también... A ver si la próxima fecha tengo suerte y me pilla en Almería

Tomás dijo...

just one comment: stalker dice "Aquí lo que interesa es triunfar pronto y estar en el candelero" (?)

Yo sé que todo en esta vida es relativo, pero quien busque triunfar trepando en "las finalidades efectivas" me parece un fracasado de origen. De hecho, buscar triunfar a través de la poesía ya tiene bastante coña.

La poesía es un arte cuya audiencia son sus propios autores (re"ego"deo). Se dice que hay tantos lectores de poesía como poetas... hay muchos que piensan que menos, porque no todos los poetas leen poesía.

Alber Vazquez define en su blog la poesía como "el arte más inútil del mundo".

Yo no iría tan lejos, porque la poesía es/ha sido muy importante para mí. Pero algo hay en ello.

Personalmente desconozco a la poeta de quien habláis, pero no es de extrañar. Ya que soy un analfabeto funcional.

Stalker dijo...

Maldita conjura, espero que sea más pronto que tarde. Mientras tanto, aquí tenéis un adelanto:

http://www.youtube.com/watch?v=Ka9akXQ7EwQ

Stalker dijo...

Hombre, Tomás, te lo explico con cuchillo y tenedor:

me refería a "triunfar y lograr méritos dentro del mundillo y las jerarquías poéticas".

Está claro que para quien busque otro tipo de fama existen otros caminos.

Y te puedo asegurar que existen muchos lectores de poesía no poetas. Yo mismo, sin ir más lejos. Y muchos amigos y amigas míos. Ese más, algunos poetas parecen ser bastante incomprendidos por sus pares y encuentran su núcleo más amplio de lectores entre los no poetas (quizá porque estos últimos no están maleados por el oficio, no sé si me explico).

Por cierto, os quería recomendar las Nuevas cartas a un joven poeta de Joan Margarit. Si queréis ser el nuevo Pound, el nuevo Celan o o el nuevo Vallejo, éste es vuestro libro.

Enrique dijo...

Es casi una patologia occidental contar con la violencia, la muerte, la enfermedad, y el arrebato visceral para engendrar hermosura o sucedaneos.

El instinto de la muerte ligado al del placer como dicen Freud o Marcuse.

Eros/Tanatos

Es culpa nuestra que solo amemos la calavera de la BellezaSentencia por otro lado Paul Bowles. Que cotidianidad.

Un saludo.

raúl quinto dijo...

stalker, andrew y tomás, lo de que sólo leen poesía los poetas es un tópico gastado y que no se corresponde con la realidad. A veces los poetas son los que menos leen precisamente, o eso al menos se deduce del nivel que suele haber por ahí...

Lo de las cartas de Margarit... hacía tiempo que no me cabreaba tanto como en un recital que estuve de él aquí en Almería, leyó un poema sobre Paul Celan que era cuando menos insultante y no lo digo por la calidad sino por lo que dejaba caer sobre un tipo determinado de poesía (en la que creo incluirme, pues para mí Celan es totémico). Así que no me interesa nada... pensaba que esos arrebatos segregacionistas estaban erradicados en la poesía española pero se ve que no.

Y la pobre Olvido se encontró con un terrible overbooking en Barajas en su vuelo Madrid-Almería. !!!! todos quisieron estar este lunes tomando el sol en el Zapillo!!!!!

raúl quinto dijo...

Enrique, creo que esa enfermedad me tiene agonizando, y por lo que he leído de ti también te han inoculado el virus en algún burdel de la mente.

Ahora bien, hay maneras y maneras, no es lo mismo la violencia de Tarantino que la de Cronenberg. Siempre hay matices. No es lo mismo la violencia de Olvido, que la tiene, que la de Panero.

Stalker dijo...

Querido Raúl:

comparto tus sensaciones respecto a Margarit. En el Cultural le hacen una entrevista y arremete frontalmente contra los poetas que pretenden innovar o ser originales. "Les falta sentido común. Y eso es muy peligroso en un poeta". Acto seguido, confiesa que le resulta insoportable Celan (nunca confesará lo evidente: que no lo entiende).

Si por Margarit fuera, no habrían existido ni Celan, ni Vallejo, ni Pound, ni Michaux, ni nadie que haya aportado nada. Su máximo referente vanguardista es Machado, poeta que tiene muchas virtudes pero que, como señaló Octavio Paz no sin sorna, es un escritor del siglo XIX.

En las Nuevas cartas a un joven poeta, Margarit pretende enmendarle la plana a Rilke, corregirlo y actualizarlo. Para colmo de males, al final aparece una fotografía de Margarit ante la tumba del susodicho. Estampa triste y deslucida.

Pero ahora quiero contar una anécdota que a lo mejor te hace gracia. Una vez estuve en una lectura conjunta de Maillard y Margarit (imagino que los seleccionaron porque ambos empezaban por la letra "m"). Margarit amenazó con la próxima publicación de las Nuevas cartas a un joven poeta, obra que entendía necesaria para corregir los rumbos desnortados de los arrogantes jóvenes que se creen originales (para él esta palabra es tabú). Maillard dijo que ella estaba pensando en escribir unas Cartas a un viejo poeta, sobre todo para que el viejo poeta no se arrogara el derecho a pontificar y mostrar el único camino que se puede seguir... Margarit dio un estupendo consejo a los poetas jóvenes: copiar 300 veces un poema de Machado, reescribirlo trescientas veces, parafraseándolo y desarrollar, otras trescientas veces, los mismos temas con un lenguaje similar que se acerque al propio. Sólo entonces, cuando le hayamos dado 1000 reescrituras al mismo poema, podrá emerger algo original, que discurrirá por el cauce trazado, sin sobresaltos. Maillard dijo que la poesía era precisamente sobresalto, convulsión, y que para los jóvenes era mejor ignorar los consejos de los mayores y olvidarlo todo. "Hombre, ¿todo?", se exasperó Margarit. "¡Todo no!". Y ella: "¡Todo, todo! ¡Y escribir desde las tripas!".

La cosa estuvo bien porque es casi imposible imaginar juntos a dos escritores más antagónicos.

raúl quinto dijo...

stalker, la anécdota que cuentas es muy ilustrativa. Aunque yo me situaría en medio de esas dos posturas enfrentadas: hay que conocer muy bien la tradición y respetarla, pero siempre de una manera irreverente. Eso sí, quedarse en Machado como paradigma a estas alturas... anda que no ha llovido nada, y anda que no ha cambiado el ser humano desde entonces (lo mismo es que algunos están y desean que los demás estemos en el XIX, con lo perligroso desde el punto de vista ideológico que es eso).

En cuanto al miedo al originalismo, lo comparto, es una lacra. Una cosa es buscar es ser original por personalidad y búsqueda de una voz y un discurso propio, y otra bien distinta es el buscar epatar por origianlismo simplemente soslayando la tradición, o desconociéndola. De esta manera se ven muchos mediterráneos recién descubiertos que son bastantes sonrojantes. aunque claro si nos hemos quedado en Machado hasta Juan Ramón nos puede parecer un pérfido iconoclasta que hay que domar o purgar.

Qué manía tan católica la de moldear a los demás según nuestros reducidos horizontes...

Stalker dijo...

Das en el clavo, Raúl:

el problema subyace en qué entendemos por "tradición". Para mí Celan forma parte de la tradición, es ya un "clásico", un referente ineludible, y otro tanto puedo se puede decir de Gottfried Benn, Vallejo, Pessoa, e.e. Cummings y un larguísimo etcétera. El problema es cuando al hablar de respetar la tradición, hablamos de "la parte más conservadora de la tradición". Al hablar de seguir a los maestros de la tradición, Margarit excluye la parte más interesante de la misma.

En cuanto a atacar el "originalismo", estoy de acuerdo contigo, pero creo que Margarit va más allá: le da tirria, simplemente, todo lo que es diferente y original. Le causa sarpullido todo lo que supone una ruptura o innovación respecto al plácido fluir de la tradición. Ahí sobran poetas tremendos como Valente o Cirlot, de los que hemos hablado aquí. Y mejor no imaginarse lo que pensaría de gente como Juan Larrea, solitario e independiente francotirador...

En cuanto a despreciar públicamente a Celan, le reconozco cierta valentía. No es usual despreciar así a un autor tan notable. Pero a la vez es una valentía ciega que da vergüenza ajena.

Así se comprende que Margarit sea uno de los santos patronos de Marzal, Montero y cía, que lo consideran poco menos que un iluminado que ha llegado a la tierra para redimir, con su verbo tranquilo, a las erradas hordas de la pueril humanidad.

La caña...

Andrew dijo...

Coincido con vosotros en que la originalidad no es más que el estilo propio, pero éste se forma de beber de otras fuentes, que a su vez han bebido de otras, y así sucesivamente hasta los griegos...

¿Por qué hacer caso de todo? ¿Acaso no tiene la poesía, como todas las artes, sus círculos y sus públicos? ¿Acaso no es la poesía inabarcable?

rubén martín dijo...

Ufff... Tal como lo contáis da un poco de vergüenza ajena lo de Margarit, sí. Y me apena particularmente porque en "Los motivos del lobo" y algún otro de sus libros hay poemas que me parecen excelentes, con una concisión y una rabia "en sordina" que García Montero, Benitez Reyes y otros no han sabido alcanzar ni de lejos.

Me temo que las desgracias personales que ha vivido, sumadas al reconocimiento masivo y las alabanzas, le están convertiendo en un arquetipo viviente de viejo gruñón que, con la arrogancia del dolor, ha perdido cualquier resto de esa humildad que -seguro- tanto disfrutará en Machado, y se cree con derecho a sentar sus gustos personales como dogmas de fé.

En cualquier caso pataletas como ésta son actos muy crepusculares. Los jóvenes cada vez leen y escriben menos poesía de la experiencia al uso; lo cual tampoco garantiza que escriban mejor, pero la tiranía del realismo costumbrista está más que muerta. "Nuevas cartas a un joven poeta"? Viejas paletadas a la fosa de un caballo muerto.

Insisto, una pena porque durante un tiempo admiraba a este hombre.

ana dijo...

odio a machado. sé que no aporto nada diciendo esto, pero estoy nerviosa, hace sol y necesito decirlo. lo que me he reído con el estupendo consejo de margarit para los poetas jóvenes. deberían hacer más reuniones de poetas totalmente diferentes, margarit-maillard pero también, por ejemplo, robayna-montero, y que salpique la sangre. lo dicho, hoy estoy nerviosa.

raúl quinto dijo...

andrew, nuestro país es muy dado a los frentismos y a la bipolaridad, en poesía eso creía yo que estaba superado... poca gente piensa ya en las corrientes "puras"... es cosa del pasado. Como Margarit.

ana dijo...

stalker, qué cabezón que eres.

Enrique dijo...

Cierto, yo tambien soy un enfermo. De ahi que confiese mi lujo occidental en poder denominarme a mi mismo y automedicarme en consecuencia.

Hablando de la pureza lapidaria de Margarit, y de la estaca que tiene clavada como unico signo de enfermedad, dejo este poema del Guillen cubano (curioso su renacer beat), quien condensa el asunto de la maldita pureza.


DIGO QUE YO NO SOY UN HOMBRE PUROYo no voy a decirte que soy un hombre puro.
Entre otras cosas
falta saber si es que lo puro existe.
O si es, pongamos, necesario.
O posible.
O si sabe bien.
¿Acaso has tú probado el agua químicamente pura,
el agua de laboratorio,
sin un grano de tierra o de estiércol,
sin el pequeño excremento de un pájaro,
el agua hecha no más de oxígeno e hidrógeno?
Qué porquería.

Yo no te digo pues que soy un hombre puro,
yo no te digo eso, sino todo lo contrario.
Que amo (a las mujeres, naturalmente,
pues mi amor puede decir su nombre),
y me gusta comer carne de puerco con papas,
y garbanzos y chorizos, y
huevos, pollos, carneros, pavos,
pescados y mariscos,
y bebo ron y cerveza y aguardiente y vino,
y fornico (incluso con el estómago lleno).
Soy impuro ¿qué quieres que te diga?
Completamente impuro.
Sin embargo,
creo que hay muchas cosas puras en el mundo
que no son más que pura mierda.
Por ejemplo, la pureza del virgo nonagenario.
La pureza de los novios que se masturban
en vez de acostarse juntos en una posada.
La pureza de los colegios de internado, donde
abre sus flores de semen provisional
la fauna pederasta.
La pureza de los clérigos.
La pureza de los académicos.
La pureza de los gramáticos.
La pureza de los que aseguran
que hay que ser puros, puros, puros.
La pureza de los que nunca tuvieron blenorragia.
La pureza de la mujer que nunca lamió un glande.
La pureza del que nunca succionó un clítoris.
La pureza de la que nunca parió.
La pureza del que no engendró nunca.
La pureza del que se da golpes en el pecho, y
dice santo, santo, santo,
cuando es un diablo, diablo, diablo.
En fin, la pureza
de quien no llegó a ser lo suficientemente impuro
para saber qué cosa es la pureza.

Punto, fecha y firma.
Así lo dejo escrito.

Stalker dijo...

Ana uno (Quien teme a Virginia Wolf):

me encanta verte rabiosa, por una vez...

Ana dos:

como te he dicho, Raúl me ha contratado para ser cabezón y esas cosas. El trabajo a veces es ingrato, pero la paga es buena.

abrazos

raúl quinto dijo...

ana woolf, a veces hay que soltar los nervios, y si te sirve de consuelo yo tampoco le veo gran cosa a Machado (desde mi cínica óptica del siglo XXI).

raúl quinto dijo...

ana gorri, stalker es más cabezón de lo que se deja llevar por aquí, de su escopeta no se libra ni el papa. hay que quererlo precisamento por lo mosca cojonera que es (cojonera pero educada, creo).

un beso.

Lilec09 dijo...

Estupenda autora y estupendo poema, esperemos que vuelva pronto a Almería.

Grandes autores estarán también en la próximo Lilec, Festival del Libro y la Lectura de Almería, del 15 al 24 de Mayo.

Te esperamos!

raúl quinto dijo...

Enrique, ese poema es estupendo para ensanchar la mandíbula cerebral, no todo debe ser la densidad de una Olvido, por ejemplo. la poesía, entiendo, tiene muchas posibilidades de escritura y de disfrute, hay registros para cada ocasión. Como la música. Por eso la gente que establece Ghettos o dogmas como Joan me dan mala espina y se me quedan muy lejos.

Gracias por el poema.

raúl quinto dijo...

Lilec, ¡es la primera vez que me deja un comentario una Feria del libro! cosas raras veredes.

un abrazo a los que me imagino que están detrás de las siglas.

Laura Giordani dijo...

Punzante poema de Olvido... Quizás si la hermosura no logra "herir" lo real, sacudir la percepción adormilada, conmover la mirada y sus ángulos de percepción cómodos, casi mortales, de lo que es bello, sólo estaremos ante un "fiambre de palabras muertas". La belleza horizontal de las tumbas, su geometría y amansamiento. Igual esa violencia puede estar de manera no explícita: en una plenitud que anuncia una caída, por ejemplo, o en el horror que está larvado en interior de una flor, en el vértigo de lo que debe perecer... no sé si logro explicarlo.
Me gusta mucho la poesía de Olvido que terminé de conocer más a fondo hace poquito, en "Esa polilla que delante de mí revolotea" y que disfruté mucho.
Gracias por traer aquí este poema, aunque llego algo tarde.

Un saludo,

Laura.

ana dijo...

antonio machado y rainer maría rilke nacieron ambos en 1875. para mí eso es suficiente para desmontar cualquiera que halabe a antonio machado. cierto que dentro de la historia literaria española machado pues estuvo muy bien y tal, pero si tenemos perspectiva univeral nos caemos.

por cierto, en granada hay un profesor especialista de manuel machado. si mediocre es antonio no os podéis ni imagina como es el hermano.

ana dijo...

alabar, que se me ha ido la h, mezclando alabar y halagar

raúl quinto dijo...

Laura, no importa que llegues tarde si después dejasun comentario tan interesante como el que nos regalas.

El horror y la belleza están íntimamente relacionados como amantes incestuosos.

un saludo

raúl quinto dijo...

Ana versus Machado Family, interesante duelo ;)