martes, 1 de septiembre de 2009

ZONA-CERO en Scifi-poesía de El Gaviero Ediciones

Hace ya unos cuantos meses, antes de que nos enredara el verano con sus calores y su salitre, vio la luz el poema postal Zona-Cero. Este es, una vez más, un poema de encargo, para la originalísima colección gaviera de Scifi poesía. Poemas de Ciencia Ficción ilustrados a modo de postal, pero no sólo eso. En este enlace tenéis el manifiesto del asunto, un texto densamente literario como todos los buenos manifiestos. Y si no os apetece leer en este otro enlace Jesús Vigorra lo lee por vosotros. El caso es que es una idea muy propia de El Gaviero, y no fue difícil convencerme de que colaborara. Ya he dicho por aquí más de una vez que la Ciencia Ficción me gusta bastante, y los enredos más aún. Así que escribí el poema y Joaquín López Cruces lo ilustró con el resultado que podéis ver en la imagen. Hay otras dos postales con poemas de Pedro J. Miguel y Estíbaliz Espinosa y en los próximos meses se anuncian las de otros poetas sorprendentes.





Aquí el poema para leerlo más claramente:



ZONA-CERO



Un oscuro rocío envuelve la escafandra,
en su interior mi cuerpo: como la onda expansiva
de un pulso acelerado: sonido rebotando
contra el muro de piel que me aísla del mundo.

Desprovisto de tacto tan sólo soy mis ojos.

Enfrente la ciudad devastada por nadie,
congelada en un punto.
Mis sensores indican
que el epicentro vírico está bajo mis pies,
lo anoto en mi cuaderno y regreso a la base
entre coches varados y cuerpos descompuestos,

atravieso la estructura desnuda del silencio,

los engranajes de un reloj

parado para siempre.

16 comentarios:

Sergio Sastre dijo...

Una iniciativa muy interesate, sobre todo para los que nos gusta la ciencia ficción y no creemos que sea un genero menor (si acaso los hay)
Universos que se expanden y se contraen, materias oscuras y energías desconocidas, millones de mundos por explorar, viajes a ninguna parte, la soledad del espacio, el futuro de la humanidad... quien dijo que ahí no hay poesía.

Un saludo.

raúl quinto dijo...

sergio,

la poesía, como sabes, está en todas partes. Comparto contigo la adhesión al género de la ciencia ficción (precisamemte ahora estoy leyendo un libro de Bradbury) y estoy convencido de que cada vez menos gente lo considera un género menor, empezando por los propios escritores "de prestigio" que la abordan con el mismo rigor que otras propuestas, me viene a la mente en ese sentido la muy muy recomendable novela La carretera del gran Cormac MacArthy, o ya en el cine y hace muchos años ¿no son auténticas obras maestras atemporales los Solaris o Stalker del amigo Tarkovski?...


un saludo-

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

¿Y qué se siente cuando le ilustran a uno un poema? quiero decir ¿es fácil asumir la imagen a tu idea inicial o aparecen en algún momento sentimientos contradictorios?

raúl quinto dijo...

esther,

es una sensación curiosa, en este caso la ilustración es muy literal, muy apegada a lo que se dice en el texto; es más sorprendente cuando el artista se toma un poco más de libertad pero también más estimulante pues se ve que el texto tiene más "fondo". De todas formas estoy muy contento con la ilstración de López Cruces muy ciencia ficción francesa...

Sara Castelar Lorca dijo...

Bello, poderosamente bello. La poesía sucede en todas partes, sin duda :).
Un abrazo

raúl quinto dijo...

sara,

bienvenida al interior del vértigo. Pásate y deja huella cuando quieras.

Tus apellidos me llevan a una república poética (lo antiplatónico).

un saludo.

sergisonic dijo...

Es cierto, las poéticas de Phillip K. Dick o Grant Morrison son geniales.

Mira Raúl, el poema me ha llevado hasta Atmósfera 0 -y no es sólo por el título, jejeje-, aquel western intergaláctico del que siempre me atrajo su ambientación: el silencio del vacío era el mismo que el de los poblados desiertos del oeste.

saludos!

raúl quinto dijo...

sergi,

con grant morrison has tocado una de mis fibras más sensibles ¡adoro su Doom Patrol!

Atmósfera cero merece una revisión ya, pondré el emule a trabajar, gracias.



por cierto, veo q nadie ha comparado este poema con la pandemia de gripe A.... mejor.


un saludo

Juan Manuel Macías dijo...

Me ha encantado el poema, enhorabuena. Y la ilustración es magnífica, me recuerda a las portadas de aquellos 1984. Qué tiempos, por cierto...

Me gusta, además, ese tono elegíaco. Creo que la elegía le sienta como un guante al género, más que la épica (o es que no puedo con Star Trek :-)

Un abrazo

raúl quinto dijo...

juan manuel,

muchas gracias, la verdad es que estoy contento con el resultado global de la postal. El rollo épico en la Ci-Fi también tiene su punto, pero reconozco que tampoco he llegado a entender nunca esa furia fanática que envuelve a los trekkies.

¡Qué recuerdos esos tomos de 1984 o de Cimoc o incluso de Metal hurtlan!


un saludo

Sr Curri dijo...

Pues a mí a quien me recuerda sobre todo la ilustración es a Moebius, en esas historias que nunca terminaban de tener sentido de Jodorowski. Si es que la droga no tiene que ser buena, uno empieza escribiendo guiones de comics, dirigiendo películas de arte y ensayo y acaba haciéndose gurú de la psicomagia y presentando programas con Sánchez Dragó en Telemadrid.

Esta postal, junto a las otras dos de la serie, las tengo pegadas en los muebles de la casa, así que la tengo presente cada día. Espero que tu episodio actual de ciencia-ficción acabe bien.

Nos vemos pronto!

rubén m. dijo...

Esa postal me acompaña en mi habitación... Me gusta de vez en cuando fijarme en los detalles del dibujo y releer el poema.

Buen trabajo, ex aequo.

raúl quinto dijo...

Curri,

ese es el toque exacto de Ci-Fi francesa del que hablo. Moebius, y su obra más querida por mí: El Incal. Y es cierto eso de Jodorowsky, ¿cuánto tiempo hace que este hombre no nos trae nada decente?

Espero que el recital hiphopero acabara bien, mucho mejor que el desastre que hubiera sido con mi participación... nos vemos ya mismo en esos malos lugares de la curtura armeriense.

un abrazo!





rubén,

tú tienes además el honor de tener una postal con errata, lo cual es triplemente glamouroso. Aunque el verdadero poeta de ciencia ficción eres tú, y sabes que no es hipérbole o coña sino simple definición genérica de esacosarrara que haces.


besicos.

rubén m. dijo...

Entre lo de mi cerebro, el asunto que mencionas en tu nuevo email, la desaparición de Stalker y mis últimos poemas, los que llevamos camino de protagonizar una peli ci-fi somos todos nosotros, pero no una space opera sino un grumo científico a lo "Primer", de esos que te dejan la cabeza loca. De momento voy a ir buscando un bucle espaciotemporal en mi enésimo nuevo piso.

besacos

Joaquín dijo...

Veo que tu público es más hablador que el mío. Cuando dejé noticia en mi blog de la salida de esta postal, apenas dos o tres se acercaron a charlar. Me alegro de ver que este tipo de trabajos no cae en saco roto.
Y estoy de acuerdo en que me salió un poco Moebius. Sin querer, eso sí, que yo quería aproximarme más a los ilustradores de ciencia ficción de los cincuenta. Se ve que mi línea "clarita" me traiciona.

raúl quinto dijo...

rubén,

una película de Ci-Fi chunguelas con jaqueca incorporada, en eso se ha convertido nuestra vida, ya te daré más detalles de mi rebelión informática. por cierto ¿nadie sabe nada de stalker? ¿habrá conseguido por fin regresar a su planeta?





joaquín,

gracias por pasarte por aquí,como ves tu ilustración ha cuajado entre la parroquia. Sea rollo moebius o más cincuentera, el caso es que aciertas. No descarto abordarte en un futuro para hacer algo más.

saludos.