jueves, 16 de enero de 2014

un poema de Esther Ramón.

¿Cuál es el nombre de la especie 
que perseguimos, 
el sedal que atraviesa la semilla?

Los rastros están dentro del ojo,
en los nervios del color
plantamos trampas.

Pronunciando lo que cae, 
limpiando la rotura con sonidos. 
Algo chilla por dentro, como un árbol. 

Como un pájaro borrado.









 [de Caza con hurones, 2013]