domingo, 30 de noviembre de 2008

VELADURA (Laura Solórzano)

A veces el vuelo bebe las alas.
A veces el vaho se oscurece en el plasma
y la báscula ha cesado. Momentos
en que veo tu mirar de contagio
y tu pleamar en la mente del cuervo.

Se vence la trama que traías al conjunto.
Se coleccionan, una a una en mi colegio de elementos
transpirados. Y me quedo de pie en la postal
que habla del paisaje, pegada al pesebre
que abre su entrecortado tufo.

Hay otras cuerdas, otros lobos, otros sitios
agarrados al motor, se eleva el motor y así resurjo.
Me bebe el vuelo de tu noche.
Se oscurece la entraña en el venero del vaho.
Es inquietante proceder en el ala, internar el olvido.

5 comentarios:

Lulú dijo...

Me muero de ganas de llegar a México DF para recorrer librerías y encontrar poetas como Laura Solórzano o Alejandra Villarreal
("aquí se divide opaca en lugares de espejo en densas soledades que antes
de repetirse en la última
estrofa de su cadencia traicionan desnudos
porvenires de aullantes jadeos
(y el aire también decide el sitio donde rozará con
sus intentos)sólo aquí se divide habla mientras cae en fracturas")entre muchos...

raúl quinto dijo...

Lulú, no conocía a esa interesante Alejandra Villareal. ¿Qué te vas a México DF? cuándo? por qué? puedes traerme una maleta de libros?

(evidentemente no debes contestar a ninguna de esas preguntas)

Qué ganas de volver a visitar ese país, de hecho el DF no lo conozco nada más que en su aeropuerto...

Lulú dijo...

Te contesto...Me voy 6 meses a terminar mi carrera a la UNAM (Periodismo) con una beca, por tanto viviré en el DF el tiempo suficiente para aprenderme algunas calles de memoria...
Puedo traerte algunos libros...si me queda sitio en la maleta. O si lo prefieres, te ofrezco techo por si corres el riesgo de volver...

raúl quinto dijo...

Lulú, qué bueno, nunca disfruté de una beca así, y estoy pensando en buscar alguna para docentes en los próximos años...

si tuvieras que traerme un solo libro no sabría qué hacer, cuál pedir... y no me digas dos veces lo de que me ofreces techo porque tengo alma de okupa...

Lulú dijo...

Todo es cuestión de proponérselo. La puerta está abierta...

No es la primera vez que vivo en el extranjero (el año pasado estuve de Erasmus en Alemania) y es una ocasión perfecta para explorar y conocer-se. Así que si tienes la oportunidad de pedir una beca para docentes, no te lo pienses mucho.

Te dejo mi correo por si te lanzas a explorar el otro lado del mundo, nunca se sabe...México es un país para perderse...

carmeninfinita@hotmail.com