lunes, 12 de enero de 2009

DOS ESQUELETOS DISPUTÁNDOSE UN ARENQUE (James Ensor)


Un arenque. Un trozo de nada. La tierra, polvo entre la manos. Más nada. Las líneas de los mapas, los agujeros, cráteres de la luna y las bombas. Un hambre distinto. Un hambre voraz. El miedo del hueso al hueso. El miedo de la luz al fuego. Miedo del miedo al miedo. Más que todo. Un trozo de miedo. La tierra, el polvo sucio de la nada. Las líneas de la mano del miedo, los dibujos de genna en los pómulos. Muros, candelabros, centenares de coches colapsando las entradas de Ciudad de Gaza, abarrotando los supermercados de Tel Aviv. Arenques. Tierra. Miedo. Hueso contra hueso. Un día más, allí, en decenas de sitios invisibles. Dentro de ti y de mí.

6 comentarios:

Stalker dijo...

¡Excelente texto! Y cómo me gusta este cuadro y todo Ensor...

raúl quinto dijo...

gracias, stalker, el texto es fruto del insomnio y la mala leche que me provocan ciertas cosas, y Ensor es perfecto para representar lo peor del alma humana, su degradación y absurdo.

un abrazo.

ana dijo...

me gusta el texto y comprendo ciertos movimientos que produce el insomnio, esa tangibilidad que adquiere el miedo -el miedo siempre nos acompaña, pero quizá sólo en ciertos insomnios llegamos a sentir su peso, a palpar cómo nos habita y nos ha confortado, cuánto hay de mi y de lo que soy que forma parte del miedo-. el cuadro de ensor no podía ser más idóneo aquí.

un beso.

raúl quinto dijo...

ana, el miedo del que hablo no es el mío sino el de miles de árabes palestinos y judíos israelíes, fuera de la geoestrategia y los dogmas religiosos el único poso que queda en esa tierra es el miedo.

un beso.

Anónimo dijo...

hay mucho más que miedo, raúl: en israel no sólo abarrotan los supermercados, también HAY manifestaciones a favor de palestina, de la hermandad entre pueblos; que además se suceden por todo el mundo árabe, y hasta por nuestro occidente: el miedo es una corteza barata y periodística. ánimo!! ;)

raúl quinto dijo...

amigo anónimo, el miedo existe, se respira en todo Israel. Viven con la paranoia (justificada) del terrorismo y de estar rodeados por estados hostiles. El conflicto en la zona es un drama a dos bandas, es cierto, pero la deescomunal potencia de Israel comparada con lo palestino desquilibra la balanza claramente...

En Israel, como es normal, también hay gente sensata. Por supuesto.

pásate por aquí, y si quieres puedes hasta firmar tus comentarios ;)