miércoles, 4 de agosto de 2010

Un poema de Alda Merini

Todos buscan endulzar la tristeza y el dolor, pocos han entendido que también el gozo necesita deconselo. La persona que se regocija, que toca el acmé de la felicidad, que se perdió en Él, debe reencontrar la senda de la vida.
Pero en ese momento, en ese momento de gran abandono en el amor, necesitamos que alguien nos acaricie, porque también la dulzura es una gran bestia mansa y un enorme unicornio que vuela hacia el Cielo en el amor.





[de Cuerpo de amor]

14 comentarios:

Lucita dijo...

No puedo estar mas de acuerdo con ella. te dejo estos versos, tambien de ella, que me encanta.

Los poetas trabajan de noche
cuando el tiempo no les urge,
cuando se calla el ruido de la multitud
y termina el linchamiento de las horas.

besos

Az dijo...

Creo Raul que con la poesía pasa como con el arte; cualquier produción que derive de una actitud, un gusto o atración por algo, se le nombra con ese algo. No creo que todo libro se literatura, hay mucha pseudoliteratura. Asi prodriamos enumerar cada facetas de las artes. No sea exigente, pero tampoco es que sea dificil distinguir.

¿Te gustó el chiste?. Cuéntalo en voz alta y con esa gracia que caracteriza a los gaditanos. Ya verás que gracioso es.

Loli Martinez dijo...

Felicidades por la sensibilidad y la intensidad de tu blog .Podemos reflexionar sobre la magia de sus palabras...¡¡genial!!.
Un placer visitarte.
Un besito desde nuestra Almería.

raúl quinto dijo...

Luci,

sí que es verdad que la noche favorece la concentración, será por eso que se escribe más y mejor, lástima los madrugones obligarorios que siempre se encargan de contradecir a la oesía. besos.




Az,

hay mucho artefacto fraudulento, ciertamente, de baja calidad, que se tiene a veces la tentación de tachar y decir que directamente no es arte ni literatura, quedémonos con que es "un tipo de" o simplemente "mala" literatura.

saludos.

Az dijo...

Hace un par de años pregunté al ministro de cultura "César Antonio Molina", en una entrevista en la radio como oyente y con un mail, ¿qué relación existe entre la poesía y la ciencia?. Su respuesta, siendo una persona ilustrada, fue vaga y nada aclatoria, pero dijo que algo tenía que algo tiene en común aunque no supo concretar el qué. Ahora creo que con el cambio de cultura tambien cambiará la poesía, pues si algo tiene un poema, la lírica y el misterio que encierra esta forma de moldear las ideas, es que cambian e incrementan la red de neuronas, causa una inlfexión ineludible cada vez que se lee un buen poema.

raúl quinto dijo...

Loli,

bienvenida al interior del vértigo, pásate por aquí siempre que quieras. Si vas desde Almería el trayecto será corto ;)



Az,

sobre la relación entre ciencia y poesía, ya hay gente buscando una respuesta menos vaga que la del exministro http://www.elpais.com/articulo/cultura/Paso/neurocritica/elpepicul/20100414elpepicul_8/Tes



saludos.

Az dijo...

Ese artículo es como el cuento (más bien chiste) de los perros de curro. Te lo voy a contar, ya que el artículo habla de lengua, literatura y neurociencia. Al artículista se le nota un poco prejuicioso y limitado.

El chiste los perros de curro:
-------------------------------
Un español, un francés y chino entran en un hotel y piden habitación. Le dicen que le quedan sólo tres habitaciones, pero que hay un problema: que los perros de curro viven al lado y ladran mucho.

total, que se suben a dormir y por la noche los perros toooda la noche ladrando.

A la mañana siguiente, se junta los tres y se dicen uno a otro.

-¿qué, como pasastes la noche con los perros de curro?
- el español: al principio me despertaron, pero luego me dormi ni me enteré.
- el francés: a mí me despertaron tambien pero me puse papel en los oidos y ya me dormí.
- y el chino, con unas ojeras que se le caian a suelo, dice: Pues a mí, los puñeteros Pelos del Culo no me dejaron dormír en toita la noche, Lo pelos del culo los voy a comé.
jajaja




Este articulo de Argullor es mejor:

http://www.elboomeran.com/blog-post/2/2992/rafael-argullol/la-educacion-sensorial

Az dijo...

El articulo, quería decir, es como los pelos del culo

raúl quinto dijo...

Az,

no entiendo tu sentido del humor, lo siento. Aunque comparto muchas cosas con Argullol, empezando por la impertinencia de los talleres literarios.

Az dijo...

Ves, es a lo que me referí en otro comentario respecto a la comunicación en los blog. Esta comunicación es incompleta, y te voy a decir por qué. Es que se falta el sentimiento. Cuando dos personas chatean sus cerebros se sincronizan, igual que ocurre en el lenguaje hablado.

Al referirme a los pelos del curro, resulta que los japoneses tienen ese defecto en la pronunciación de la "erre" porque en su lengua no existe ese sonido. Cuando de pequeños aprenden el lenguaje, no crean ese sonido en su mente, y por lo tanto no pueden reproducirlo. Por eso cuando aprende otro idioma es imposible que pronuncien bien la "erre".

Pero no este el meollo de la cuestion. Se refiere el autor de articulo a que se elige una literatura funcional, que tenga una utilidad sistematizada medida cualitativa y cuantitabamente, y esto es imposible que ocurra, porque es el medio ambiente el que determina el destino en mayor o menor medida, la variedad es algo tan arraigado en las especies animales que seria imposible determinar una critica basada en medidas; en literatura y cualquier otro aspecto de la vida.

Estube pensando el otro día sobre lo que dijo hawking acerca de la singualidad, de que se crearia una super raza de humanos con capacidades superiores. Aun estos casos, deben dejar a los cerebros de estos ciborb progresar en la incertirumbre.

raúl quinto dijo...

Az,

la ciencia, la clásica ciencia positivista se basa precisamente en la toma de "medidas". Y cuando las humanidades simulan ser ciencias lo hacen también con esa base; de ahí, entre otras cosas, las horribles y falaces clasificaciones literarias por generación, género, etc. que suelen ser inmisericordes con lo que queda fuera de la "medición". Sin embargo antes de anotar la cifra de la medida suele haber un periodo de experimentación y búsqueda, de tentar al misterio desde una hipótesis aún no demostrada: ese terreno sí es ya el del arte. Hay conexión. Y en más sentidos, por supuesto.

Lucita dijo...

tienes razon, la noche favorece la concentracion, pero siempre acaba amaneciendo.

besos

raúl quinto dijo...

amanece, sí, y eso es radicalmente bueno, significa que lo que la ha noche ha transformado dentro de nostros puede crecer con el sol ¿no crees?


besos.

Lucita dijo...

Asi lo creo.

Besos