jueves, 11 de noviembre de 2010

DAME (Carlos Edmundo de Ory)

Dame algo más que silencio o dulzura
Algo que tengas y no sepas
No quiero regalos exquisitos
Dame una piedra

No te quedes quieto mirándome
como si quisieras decirme
que hay demasiadas cosas mudas
debajo de lo que se dice

Dame algo lento y delgado
como un cuchillo por la espalda
Y si no tienes nada que darme
¡dame todo lo que te falta!


-----

Carlos Edmundo de Ory descansa ya donde van los versos no escritos. El siglo XX sigue apagándose poco a poco. Si acaso que no se agote ni la magia ni la rebelión.

3 comentarios:

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Qué tristeza.
Mañana estaré en Amiens y leeremos poemas suyos.

Stalker dijo...

Hay que recuperar a De Ory con una lectura atenta.

Sé que hay cosas que me van a gustar ahí.

Un autor expulsado del centro literario español, uno estaría tentado de creer que es más conocido y leído en Francia.

Creo que en alguna ocación dijo que alguien que se autodenominara "poeta" haría bien en morir joven, porque era muy pesado andar con esa losa durante cincuenta años. Nada más por esa afirmación merece todos mis respetos. Son muy pocos los poetas que no se autodenominan así.

salve

raúl quinto dijo...

De Ory es un poeta que merece una relectura, pararse un momento y palpar la cierta magia de sus palabras. Un raro necesario, por raro y por poeta.