sábado, 20 de junio de 2009

una fotografía de Grete Stern


Uno. Grete Stern fue una fotógrafa alemana que como muchos tuvo que emigrar a EEUU por las contradicciones violentas de su país. Podemos decir que su fotografía es una fotografía de corte surrealista. Así es. Sus obras más famosas son representaciones de sueños. Stern trabajaba en una revista para amas de casa, estas le escribían a un psicoanalista de la publicación para contarle sus sueños o pesadillas, buscaban una interpretación, algo de ayuda. Stern realizaba fotos para ilustrar esos sueños. Un punto naif. Un mucho de humor. La liviandad de lo abisal en las manos de esas mujeres que esperan su turno en la peluquería. La eficacia.
.
Dos. En esta foto la mujer quiere abrir la puerta cuyo pomo está demasiado alto. O ella es demasiado pequeña. El caso es que necesita abrir esa puerta. Y no puede. Es materialmente imposible. Lewis Carroll pudo soñar algo parecido cuando pensó en su Alicia. Puede que su puerta inalcanzable fuera el amor hacia Alice Liddel. La mujer soñó esto. Que levante la mano quien no haya soñado algo parecido. Para cualquier duda escriban a la revista Idilio, la señorita Stern ilustrará mejor que nadie su fobia.
.
Tres. Tengo secuestrada a Grete Stern en el sótano de mi casa. Mi casa no tiene sótano pero Grete está allí. La tengo encadenada. Para lo que mis amigos y yo queramos. Entonces. ¿Qué sueño vuestro os gustaría que ilustrara la señorita Stern?

32 comentarios:

Pucelle aux Petites Manches dijo...

El sueño en el que Marcel Proust llama a la puerta de mi casa y me invita a jugar un partido de tenis con él. Le sigo hacia las pistas, y entonces él empuña la raqueta como una guitarra eléctrica y se pone a cantar en plan Michael J. Fox en "Regreso al futuro", como en la famosa foto: http://www.lanacion.com.ar/archivo/anexos/fotos/12/268012.jpg

Portinari dijo...

Qué foto. Yo nunca soñé nada similar, aunque si rebusco creo que podré encontrar similitudes temáticamente profundas.

Quiero que Grete fotografíe la verdad, la belleza, la compasión y la dulzura, por separado, en una misma foto.

raúl quinto dijo...

martha,

ese sueño es tremendo, me imagino cómo sería mirarse al espejo después de que despertaras... y no sé por qué pienso que Proust sería peor cantante incluso que tenista...

fantástico sueño.

raúl quinto dijo...

portinari,

tus deseos son órdenes para Grete, a ella le gusta retratar sueños, y si ese es el tuyo, lo hará.

¿cómo sería esa foto? mucho me temo que seríamos incapaces de mirarla fijamente durante mucho tiempo.

Portinari dijo...

La foto del sueño de Martha tendría que ser bestial, ese componente onírico-festivo...

Raúl, el mirar la foto del sueño que propongo quizás tnga su esencia en la liberación de obstáculos. Saber mirar en conjunto y por separado. Difícil, sí.

Enrique dijo...

Una musa del fotomontaje. Actualice en mas de una ocasion con alguna fotografia suya.

Me quedo con estas:

http://www.pagina12.com.ar/2000/suple/las12/00-08-04/grete2.jpg

http://www.temakel.com/fotosterneb.jpg

http://4.bp.blogspot.com/_2gX1uppVHY0/RyqQLEtbGII/AAAAAAAAAKI/laY5VvTXOBo/s320/Sin%2Bt%C3%ADtulo,%2B1948.jpg

raúl quinto dijo...

enrique,

esas obras son también maravillosas. Sueños son. ¿y el tuyo? venga, anímate y dime qué sueño has tenido que te gustaría tener en una foto en blanco y negro.

Stalker dijo...

Me gustaría que Stern fotografiase un sueño que tuve en el que yo escribía con la punta de los dedos, de la que manaba tinta. Con una mano escribía y con otra deshacía los contornos de las cosas, la escritura del mundo.

La fotografía me ha hecho pensar en "El increíble hombre menguante", claro...

raúl quinto dijo...

stalker,

ese es el sueño de todo escritor, me ha encantado,y poco a poco descubro que tienes verdadera alma de escritor (si es que existe el alma y existen los escritores)...

y claro que recuerda a la peli de Arnold, debe ser de la misma época más o menos. Qué güena.

Bashevis dijo...

Soñé con moscas atadas a alambres en espiral de un metro de altura. Pájaros ciclópeos color esmeralda haciendo temblar mis cimientos. Trasbordadores espaciales despegando del campanario principal de mi pueblo. Levitaciones prolongadas por entre los barrios. Zapatos. Zarpazos de gatos en espalda. Soles cuadrados.

raúl quinto dijo...

bashevis,

impresionante, eso que has soñado es todo un poema. entre un capítulo de Twilight Zone y un cuadro de Max Ernst.

un saludo.

ana dijo...

no tengo muy claro por qué, pero mis sueños son poco oníricos, es decir, son poco simbólicos. mis fobias y mis deseos se ven representados de manera muy directa, sin poesía, así que no tengo muy claro si saldría una foto interesante.

eso sí, voy a devolverte la pregunta: ¿raúl, qué sueño tuyo te gustaría que stern fotografiara? :)

un beso.

raúl quinto dijo...

ana,

a Grete le gusta más el toque surrealista pero no creo que tuviera ningún problema en realizar para ti una composición ¿costumbrista? (tú nadando en la playa mientras atardece) ¿hiperrealista? (tú y cada uno de tus poros) ¿a lo Hopper? (tú en una cafetería esperando a alguien que no llega)en fin.. lo interesante a veces puede ser lo más normalito.


Y en cuanto a mí sueño, pues cuando era niño soñaba cosas muy raras, ya no. Por ejemplo soñé una vez que estaba pescando encima de un noray del puerto vestido de esmokin, llegó una limusina a recogerme y en el asiento de enfrente del coche había un hígado latiendo. Eso daría para una foto chachi.

Portinari dijo...

Qué de sueños bonitos (jopé yo que me había "inventado" el mío; no fue un sueño de dormir, sino de estar despierta, qué cosas!)

Ah parece que Stalker oculta algunas cosillas en sus sueños;
Ana, yo reafirmo lo que te dice Raúl, además, el "costumbrismo" puede llegar a ser muy surrealista a veces.
Raúl, tu sueño me inquieta; un hígado latiendo? Pescando con smokin? una imagen paralizante. La limusina misteriosa...
Bashevis, tu sueño es para irse a vivir a él, al menos, en lo que dure el cataclismo.

raúl quinto dijo...

portinari,

los mejores sueños son los que se sueñan despierto. lo otro son oscilaciones químicas del descanso. los sueños con los ojos abiertos son una de las formas del deseo,y el deseo es el ser humano, uno como portinari, por ejemplo.

un beso.

ana dijo...

Yo también creo eso que dices sobre los sueños despiertos, raúl, esa forma de deseo.

Hay algo que sí que me gustaría ver representado en una fotografía, algo que no es exactamente un "sueño". Me gustaría ver cómo es mi mirada cuando miro a alguien a quien amo o a alguien a quien me acerco. Alguna vez me han relatado cómo es, alguien me ha dicho cómo es mi mirada, pero no es lo mismo, y lo que realmente me gustaría es ver mi mirada por mí misma, verme mirando a quien amo.

raúl quinto dijo...

ana,

esa fotografía sería preciosa seguro.Amar y acercarse,qué diferencia hay entre las dos cosas. Te gustaría conocer cómo eres cuando amas, si hay alguna metamorfosis en ti que delata la que pueda haber en tu pecho.

Esa foto te la puede echar Grete sin muchos preparativos, puedes llevártela del sótano cuando quieras.

un beso.

Portinari dijo...

Ana, de nuevo te digo como te dice Raúl, que esa foto de tu mirada sería realmente bonita. Eso de nosotros que no vemos ni sentimos por lo evidnetes que nos somos, verlo en una fotografía como si fuera ajeno, y adivinar la sensación que nos transmitimos, que nos transmite ese extraño que somos para nosotros.

juan sv dijo...

La foto es desasosegante, a pesar de su ingenuidad. Me ha traído a la memoria aquella peliculita de Tod Browning, Muñecos infernales:

http://www.youtube.com/watch?v=S-dHQxpZFLU

raúl quinto dijo...

juan,

tod browning es la hostia, (tiene un nicho en mi panteón particular), joder, y esos muñecajos infernales... riete tú te chucki.

un abrazo.

rubén m. dijo...

Ana, eso no lo da fácilmente un espejo; pero me ha recordado inmediatamente a unos versos de "La joven Parca" de Paul Valéry, que intenté traducir cuando sabía algo de francés:

Mais toute à moi, maîtresse de mes chairs,
Durcissant d'un frisson leur étrange étendue,
Et dans mes doux liens, à mon sang suspendue,
Je me voyais me voir, sinueuse, et dorais
De regards en regards, mes profondes forêts.

"Toda mía, dominando mi carne,
tensando en un temblor su longitud extraña,
con suaves ligaduras, suspendida en mi sangre,
yo me veía verme, sinuosa, y doraba
mirada tras mirada mis bosques interiores."

rubén m. dijo...

Yo le pediría a Stern que fotografiara un sueño que he tenido esta noche. Una amiga y yo estábamos en una habitación muy estrecha, pero cómoda, medio desnudos (sin demasiadas connotaciones sexuales: teníamos calor), y yo le explicaba a ella que a diferencia del neocórtex, el sístema límbico es la parte más primitiva del cerebro y es la que rige el deseo y las emociones. Estábamos contentos porque el Estado nos pagaba la habitación para que debatiéramos sobre neurología. Así como suena.

Ahora vas y lo cascas, Grete.

raúl quinto dijo...

rubén,

debes dejar de leer tanto ballard y tanto burrouhgs, vas a acabar peor aún de lo que estás. Ese sueño parece casi una escena de uno de tus poemas. Muy rubeniano.

Bonita traducción (aunque sé no era para mí ;)

rubén m. dijo...

Raúl, la traducción es para todos, home, que para eso somos comunidad inconfesable. Pues no se me había ocurrido utilizar el sueño para un poema, quizá lo haga :) Aunque más que a Ballard, me recuerda a una coyuntura muy española: dos jóvenes felices por vivir en una VPO (Vivienda de Protección Oficial) de 6 metros cuadrados a cambio de su FTI (Fuerza de Trabajo Intelectual).

raúl quinto dijo...

rubén,

claro que el poema es de todos, aunque la traducción sea tuya, me encanta que derrames belleza en este agujero vertiginoso, ya lo sabes.

Y lo que cuentas del sueño llevado a la realidad me da escalofríos: los minipisos de VPO malpagados por licenciados en paro... qué país...

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Bonita tu traducción de Valéry, Rubén.

Susana dijo...

Me cuesta horrores definirme en cualquier cosa requerida. Si la diana que me corroe es un sueño, figúrate. Quizás soñar que soy capaz. Que digo viento y no sale todo volando alterando los órdenes y sus prioridades.

Pero desde hace días que siento ganas de participar activamente. Aunque la mente activa me sea más bien ajena.

Así que elijo el sueño de ver a la Stern fotografiándome mientras sueño. En la lente, y de tamaño microscópico, se adivina una sonrisa que podría ser la mía, si se despoja de la vida y se lanza a soñar sin sus señales.

Una entrada interesante, aunque me recuerde que hay tantísimos pomos que me quedan demasiado altos...

raúl quinto dijo...

Susana,

Grete se fotografía fotografiándote, en un juego de espejos imposibles, que hace que todo estalle: la lente, el ojo, el sueño.

Gracias por estar ahí, los pomos están altos a veces, en esos momentos habrá q echar las puertas abajo, no crees?

Susana dijo...

Por supuesto, Raúl. Echar abajo todas las puertas que barren caminos pendientes. A veces bastará un aspaviento. En ocasiones, habrá que retroceder -con el miedo que eso da- para tomar impulso y arremeter contra lo implacable con más fuerza. Pero siempre, siempre, siempre, será mucho más fácil, más amable y más inteligente tumbar las puertas en compañía.

Es por eso que cada tanto me sumerjo en el vértigo... Bueno, por eso y porque si hay sueños que estallen, habrá cerca artistas del mosaico.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Que fotografíe mi miedo al sufrimiento, al dolor. Mi miedo al miedo. A la muerte. A los hombres. A no saber qué le pasará a mi hijo cuando yo no esté.

raúl quinto dijo...

susana,

por supuesto que en (buena) compañía todo es más llevadero y fácil, la chica de la foto podría subirse a los hombros de su compañero y girar el pomo. O podrían, juntos, decidir que no quieren abrir esa puerta.

Me ha gustado eso del mosaico. teselas de sueño, qué imagen...

raúl quinto dijo...

ESther,


Grete acepta todos los encargos y fotografía tus miedos, con la esperanza de purgarlos y que el miedo te haga más fuerte. La muerte es inevitable, mejor no temerla. Te aseguro que los hombres somos unas pobres criaturas, nada temibles. Y tu hijo resistirá, no lo dudes.

Vamos a ver cuando Grete revele la foto si han cambiado las cosas.


un abrazo.