miércoles, 6 de mayo de 2009

MORTAL (Gonzalo Rojas)

Del aire soy, del aire, como todo mortal,
del gran vuelo terrible y estoy aquí de paso a las estrellas,
pero vuelvo a decirte que los hombres estamos ya tan cerca los unos de los otros
que sería un error, si el estallido mismo es un error,
que sería un error el que no nos amáramos.






[de Metamorfosis de lo mismo, 2000]

15 comentarios:

Portinari dijo...

Y hay quien sigue inherente en ese herror.
Bonito poema, un saludo Raúl.

raúl quinto dijo...

portinari, me ha encantado esta, supongo, errata. herror, porque de ese error es de donde viene el horror.

saludos.

Andrew dijo...

El problema es que la gente no quiere acercarse a las cosas con amor, hay una cierta racanería amorosa en esta sociedad tan llena de cuñas publicitarias..

Por cierto, la lectura de Wacthmen muy interesante, anoche dejé al Dr. Manhatan sentado en un banco de Marte y juzgando a toda la Tierra.. La perspectiva que tiene que tener el tío chungo desde allí..

rubén m. dijo...

Qué tipo el Gonzalo Rojas, parecía un niño de 80 años.

Éste no lo conocía y me lo encontré el otro día en internet, es cojonudo:

"Fosa con Paul Celan"

A todo esto veo a nadie, pulso el peso
de nadie, oigo pardamente
a nadie la respiración y es nadie
el que me habita, el que
cabeza cortada piensa por mí, cabeza aullada,
meo
por Rimbaud contra el cielo sin heliotropos
ni consentimiento,
de estrellas
que envejecen está hecho el cielo, noche
a noche el cielo, de hilo hilarante
cuya costura pudiera ser a medio volar
la serpiente,
nadie el traje,
el hueso de la adivinación nadie,
me aparto
a mi tabla de irme, salvación
para qué con todo el frío
parado en la galaxia que hace aquí, ciego
relámpago por rey; debiera uno,
si es que debiera uno, llorar.



De Del relámpago, 1981.

raúl quinto dijo...

andrew, ¡qué bien que estés ahí en Marte con el doctor! gran capítulo, espero, cuando lo acabes, tu veredicto sobre la obra.

raúl quinto dijo...

rubén, gonzalo rojas es uno de mis poetas preferidos, precisamente por ese juego de niños en el que convierte la literatura, ese "ocio sagrado" como lo llama él. El poema es gigante, gracias por traerlo.

manolo g. dijo...

precisamente estaba recordando ese "qué se ama cuando se ama". sencillo y eterno.

Anónimo dijo...

poema grande y verdadero!adolfo

raúl quinto dijo...

sí que es grande... y ese qué se ama cuando se ama... menuda pregunta que lo resume todo.

un abrazo a los dos.

Sergio dijo...

Ese "qué se ama cuando se ama" se parece bastante al de JRJ:

"qué triste es amarlo todo
sin saber lo que se ama"

Precioso poema este. No lo conocía. "Ocio sagrado"... muy bueno!

Saludos.

Stalker dijo...

Salve, Raúl. Gonzalo Rojas no es de mis favoritos pero tiene muy buenos poemas.

Qué pobre comentario éste. ¡Lo siento!

Abrazos

raúl quinto dijo...

sergio, los vasos comunicantes de la tradición son inextricables como los caminos del señor (la alusión a dios la hago por el bueno de Juan Ramón), por cierto, qué grande JRJ y qué bonitas sus siglas.

saludos

raúl quinto dijo...

salve, stalker,

rojas es quizás demasiado expansivo para tu gusto, pero el tío es bueno y divertido, muy entretenida literatura.

y yo le tengo un cariño especial, fue una gran alegría cuando le dieron el cervantes.

Portinari dijo...

El subconsciente me traiciona y en esta ocasión ha dado en el clavo.
Otro saludo "errático".

Anónimo dijo...

Excelente poema, veo ciertas reminicencias de Unamuno y su visión existencial "Sí la nada es lo que nos está dado, entonces, hay que actuar de tal manera que esa nada sea una verdadera injusticia."