jueves, 17 de junio de 2010

un poema de Mariano Peyrou

viene desde las habitaciones del aire

la forma de una idea avanza hacia los límites

llora de terror al calcular el peso de las cosas
y articula el azar

hemos combatido el viento
con manos húmedas abiertas levantadas
el viento sus colores su dolorosa
tanto por desteñir

este corcho es antiguo pero sigue subiendo
significa algo nuevo habla de antes
una tortuga sola que asoma la cabeza
en los mares del mito

no entiendo lo que dice
pero entiendo que dice la verdad





[de Temperatura voz, 2010]

9 comentarios:

adolfo dijo...

Otro descubrimiento hno muy nerudiano muy bueno gracias adolfo

Dillinger dijo...

Qué bueno. Qué dos últimos versos. Jo. Me gustó. Saludos dillingerianos.

raúl quinto dijo...

el poema es bueno, sí, y ese final está muy muy conseguido, la verdad es que el libro merece la pena.


saludos a ambos.

tajalapiz dijo...

¿Por qué será tan difícil entender la verdad?
Sí, final logradísimo.
Saludos

raúl quinto dijo...

yo creo que la dificultad está en que no hay mucho a lo que podamos llamar "la verdad", tal vez nada.

tamara dijo...

me gusta Peyrou;yo me identifico con esa tortuga q asoma su cabecita buscando verdades, un saludo

raúl quinto dijo...

a veces la tortuga encuentra la verdad cuando oculta la cabeza en el caparazón, me caen bien esos bichos.

Stalker dijo...

Aquí tortuga-duende.

Yo he sido tortuga en otra vida (puedo demostrarlo).

Hoy paso a recoger "Idioteca". Ya ves que aunque tú incumplas flagrantemente tus compromisos, yo nunca falto a los míos.

Ya te digo algo,

abrazos

raúl quinto dijo...

stalker,

espero de ti que me cuentes qué te parece Idioteca y que me digas qué compromiso no he cumplido, será un placer averiguar ambas cosas.


Un abrazo, maurón.