miércoles, 14 de octubre de 2009

una acción de Ana Mendieta

´

La representación de los símbolos es fiel a una tradición, ya sea patente y objetiva o inmersa en la marea del inconsciente colectivo. Así sabemos leer y escribir el idioma del silencio, el que hace que entendamos mejor lo que no se nombra pero nos define. La pared blanca: un infinito en dos dimensiones. Un todo-es-posible. La nada, siendo. La pared blanca como lienzo donde exponer lo exacto una vez escanciado lo superfluo. Esa esencia puede ser un trazo, y un trazo puede ser un grito. Alto. Rotundo. Que dice: soy mujer, y no quiero pagar tributo por ello. Traza la curva con el rojo menstrual, conforma el gineceo de la planta, la cadencia del útero animal. El eterno femenino, sin rendir cuentas. Yo soy la vida. Parece decir. Una mujer de espaldas frente al lienzo blanco, sus manos sangran ciclo de siete lunas, sus palmas resbalan y dejan constancia de su condición contra el escandaloso silencio del muro. Repite conmigo: soy mujer. Mujer. Mi nombre hoy es Ana Mendieta. Traza conmigo la curva de las cosas, resbala signo adentro. déjate caer. Allí mismo, donde se acumula todo el dolor.

12 comentarios:

PÁJARO DE CHINA dijo...

"Déjate caer, déjate doler, mi vida".

Es preciso y rotundo tu texto, Raúl. Estás siendo mujer en él. Transmigración de las almas, intercambio de géneros, capacidad de adentrarse en el alma herida que reclama su espacio.

Rojo sobre blanco. Grito hacia abajo y hacia adentro sobre la nieve, sobre el desierto de hielo.

Gracias. Y un abrazo (nunca me fui).

Sara Castelar Lorca dijo...

Siempre acertado, Raúl. Me sigue sorprendiendo este venir al vértigo, descubrir es el regalo.

Un abrazo.

raúl quinto dijo...

Mariel,

ya sabes que esta tamnién es tu casa. Ana Mendieta gritaba su condición femenina en rojo y hielo, sí. Tiene algo de fascinante esa mujer...



Sara,

con la Mendieta se te pude abrir una ventana a tus propias entrañas, sigamos asomándonos dentro.


saludos.

Alvy Singer dijo...

Tiene usted mail Don Raúl? Le quiero contar una o dos cosillas. Y son buenas noticias.

Sr Curri dijo...

Y además formar la letra "Y" que designa al cromosoma masculino con su sangre.

Por lo demás, cuando escucho el apellido Mendieta yo me acuerdo de la canción de Los Planetas y de esto: http://www.youtube.com/watch?v=ORxhzq3aeh8

raúl quinto dijo...

Curri,


ese Mendieta marcó goles realmente increíbles, qué jugador, y qué golito este (te deja k.o.), a mí me gusta este mucho también, por la trascendencia, en toda una final de la Copa hacer esto...:

http://www.youtube.com/watch?v=vPoGnRObrNU&feature=related



¿es o no es arte el fútbol?

Stalker dijo...

Texto que supura. Algunos textos cantan, otros desgarran, otros acarician. Este supura, y no es mala su purulencia, no; sirve para restañar algo...

Lo de "Don" Raúl está pero que muy bien...

Lola Torres Bañuls dijo...

Este texto deja huellas. es como un grito.

Saludos

rubén m. dijo...

Remueve y significa esta secuencia de vídeo, esa mezcla de silencio y genitalidad. También tu texto: por cierto que esa "curva de las cosas" me trae a cierto granaíno insigne y "su" pasión eléctrica... ;)

un abrazo

raúl quinto dijo...

el texto no es más que una débil reverberación de todo lo que ofrece la obra de Ana Mendieta, no es otra cosa que una coja traducción. Os recomiendo la obra de esta mujer, pionera de la performance y del activismo feminista a través del arte más "moderno". Mención aparte merece su "suicidio-asesinato" aún por resolver, que le añade un aura maldita (y atractiva, mal que nos pese). Ana Mendieta es ya un clásico del siglo XX. Espero que a alguno le pique la curiosidad.


Y sí, la curva de las cosas es un sintagma que me enloquece y que también he usado en algún poema, merci Antonio Arias.



saludos.

ana dijo...

Me ha impresionada mi tocaya, habrá que investigar. También tu texto, que no lo veo como simple reverberación sino valioso en sí mismo. Una de mis entradas favoritas desde que hace un año empecé a visitar tu casa.

Un abrazo.

raúl quinto dijo...

ana,

seguro que ana mendieta te toca, y te traspasa llevándose algo tuyo. Gracias por el cumplido, anima a seguri reverberando... ¿un año hace ya?