viernes, 1 de agosto de 2008

LA DANZA (Alphonse Mucha) y EL MODELO ROJO (Magritte)


Mañana cojo carretera y me voy. Viajar es una de las formas más satisfactorias que conozco de saberme vivo. Voy a viajar. Primero un par de días en Madrid, donde no quiero perderme la exposición que hay de Alphonse Mucha en el Caixa Fórum. Uno de los que mejor definió a la femme fatale de entre siglos, qué propio. Después me voy a Bélgica, a Bruselas y la enémisa Venecia norteña que es Brujas. A ver qué pasa. Y a ver, sobre todo, la mayor cantidad de obras y de átomos infinitos que hayan salido de la paleta de René Magritte (durante milenios ha sido mi pintor favorito, ahora no lo tengo tan claro pero igualmente es un asunto vital para mí el devorar sus colores, sus composiciones imposibles, su filosofía del espejo). Me voy porque quiero. Pero también porque hay cosas que celebrar. Por ejemplo: tras cuatro años de interino purulento por fin he conseguido, oposiciones inverosímiles mediante, mi plaza; y además repito centro de trabajo. Objetivamente todo eso es bueno. Veremos a ver qué pasa. Pero primero Mucha, y después Bélgica, y Magritte, y una estupenda compañía.









PD. Actualizaré esto en cuanto pueda, allí mismo si es necesario.
P.D. Al final mi road movie de terror británico tendrá que esperar.

11 comentarios:

manolo g. dijo...

Qué bárbaro es Mucha, cómo contiene la belleza. Disfruta de tu periplo, yo preparo mi mochila para la semana que viene, así que no me das mucha envidia. Ojalá nos crucemos en algún aeropuerto o estación de tren.

raúl quinto dijo...

Si nos cruzamos no habrá más remedio que tomarse una cerveza. Pago yo.

Anónimo dijo...

Cierto, lejos hay que ir lejos...hasta el hondo del campo o/a Viena.
Me alegro de tus resultados, te estás haciendo un hombre maduro como Mucha lo fué en su época.
Gracias.

Un saludillo, Natalia.

raúl quinto dijo...

De nada, Natalia. Espero tener un bigote menos profuso que Mucha; y tampoco me gustaría volver a Viena algún día, no. Cuídate.

raúl quinto dijo...

en verdad quería decir que no me importaría volver a Viena...

elgritodeltiempo dijo...

me encanta magritte, como diría un amigo mío, "un genio"

jsvico dijo...

Hola otra vez, Raúl. Me gustaría comentarte algo a propósito de lo de L. Solórzano, pero no tengo tu mail. Te dejo el mío: jsalidovico@yahoo.es

Rubenian dijo...

Oye, qué bien lo de repetir centro! Espero que disfrutes del viaje a tope. Escribo esto desde Lisboa, aunque estuviese hace unos anhos con ud. esta ciudad es siempre nueva, definitivamente estoy loco por ella. Abrazos.

jsvico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
eme dijo...

p´salo bien, y si necesitas algo por madrid dame un toque.

raúl quinto dijo...

Ya he vuelto a Madrid. Dentro de un rato cojo el coche y carretera atómica.

Gritoeneltiempo, Magritte es algo así como un dios, ya os contaré.

Juan, hablamos por mail.

Rubén, Lisboa fue la cima de algo, aún lo recuerdo.

Eme, mi presencia madrileña es casi testimonial, ya habrá momento para un café.