jueves, 1 de mayo de 2008

revistas

Si uno quiere saber de verdad cómo respira la poesía que se va construyendo en estos días hay formas más productivas que pasarse las horas muertas en una librería hojeando las novedades mientras la dependienta no te quita el ojo de encima. Hablo de las revistas, de las revistas de trinchera, las que nacen del entusiasmo por un género como el poético que necesita más que ninguno del entusiasmo para sobrevivir. Aventurarse a auscultar los versos de esas pequeñas publicaciones que el azar nos pone en las manos, o en el monitor del ordenador, es comprobar el estado de la cuestión, trazar un horizonte mucho más real acerca de lo que se escribe.
Además hay algunas de estas publicaciones que son especiales, como es el caso de Hache, que desde Murcia y de la mano de Héctor Castilla y Cristina Morano, llevan cinco años sacando a la luz una delicatessen en plata y negro que justifica por sí misma todos mis argumentos anteriores.

5 comentarios:

mileto dijo...

gracias por el link

manolo g. dijo...

las revistas, al igual que ciertas antologías, acaban siendo una plataforma independiente muy interesante. ejercen una doble labor muy importante, que es la de publicar a escritores -la mayoría de veces en un claro intento de promoción, primeras publicaciones-, y la de crear un público lector, al que acercar un muestrario literario que en otras condiciones sería más complicado de aproximar. y demás queda el reconocer la gran labor de sus editores, que dedican tiempo, dinero y esfuerzo, por una verdadera pasión la mayoría de las veces poco reconocida. por eso me sumo a tu aplauso hacia la revista hache, y muchas otras que andan por ahyí haciendo verdadera apología de la literatura.

raúl Q dijo...

está claro que lo dicho para Hache vale también para Chichimeca. Un abrazo muy fuerte Manolo.

eme dijo...

Hola Raúl, enhorabuena por la apertura. Te seguiré.
¿Me cuentas algo más del rollo París-Texas para mi cabeza de perro?

José Daniel Espejo dijo...

Pues precisamente el martes 20 se presenta el último número... Será a las 20:00 en el Museo de la Ciudad de Murcia y tendremos a Aurora Saura, Diego Sánchez Aguilar y Pedro Luis Ladrón de Guevara... Quedan invitados.