miércoles, 23 de febrero de 2011

una obra de Zao Wou Ki

Propongo un mundo subacuático. Propongo un mundo hecho de raíz o sombra. Proponga la estrategia de la araña, no su tela ni su veneno, sino su modo de ser, de formar parte de sí misma en oposición al mundo. La araña como síntoma de mi enfermedad. Zao Wou Ki pinta como quien arroja napalm sobre la jungla. Propongo un corazón verde, arrasado. Propongo mirar el hielo y concentrarme en su desaparición segundo a segundo. Un mundo bajo el agua, no submarino, bajo lo que el agua es. Nada de esencias, no es eso. Es otra cosa, indefinible, indecible, seguramente inoportuna. Propongo quedarme callado, no escribir, aunque escribir acabe siendo lo que siempre tiene más sentido.

6 comentarios:

adolfo dijo...

lo cla vas amigo ante tanta luz y belleza sólo cabe la contemplacion.el silencio.
entrada lucida, luminosa y magistral.. besos adolfo

Lucita dijo...

Y en ese mundo de piel de agua y ruidos ancestrales, bucea aquel que sueña con esa luminosidad que que desprende el cuadro, sumergido, diluyéndose entre esencias marinas...

Un beso gigante,
Luci

Stalker dijo...

Depuis la charogne, le silence des cathédrales englouties

à ta santé, bon vivant!

raúl quinto dijo...

todas esas cosas no me las decís en la calle,

un abrazo triple a todos.

adolfo dijo...

jaja a ver si te veo....abrazos

Lucita dijo...

Buenooo, no nos tientes, que en cuanto te vea te suelto algo parecido jeje

besos